Radio de los 60s

domingo, 31 de agosto de 2014

El patito feo

Nunca me he creído ese cuento; mis padres y mi hermano eran guapos y, a su lado, mi hermana y yo éramos feos, pero ésta, la mayor, era considerada la inteligente. Lo tenía asumido y nunca concebí la esperanza de ser un cisne.
Me refugiaba en la escritura, con una letra horrorosa, el resultado de una rebeldía de la que siquiera podía intuir la causa. Me castigaban a páginas y páginas de caligrafía y el resultado, como cualquiera puede comprobar cuando tengo que escribir a mano, no resultó.
Mis hermanos descubrían siempre mis escritos y los recitaban, lo recuerdo muy bien, teníamos una terraza de estilo árabe, con preciosos azulejos de colores azules y amarillos. Allí machacaban, con sus carcajadas, lo que yo consideraba mi intimidad y, luego, me llamaban “cascarrabias”, porque sacaba mi mala leche.
Pasaron los años y un día que había ido a visitar a una de mis tías maternas, gravemente enferma, ésta se me quedó mirando un rato y me sorprendió
-No eres tan feo como creíamos todos.
Guardó unos momentos de silencio y añadió
_Te veo hasta guapo…
No la creí, pero, en el fondo…

Pasaron los años y, en efecto, no era feo, en todo caso, no ha sido un trauma para mí; tampoco lo ha sido la mala letra. Sigo siendo  rebelde y poco a poco, voy descubriendo la causa,¡ ya era hora, a los 70! Nunca me he sentido fascinado por los cisnes, sin embargo, soy más sensible a los burros. Hay uno atado, en un prado junto a mi casa. Cuando nos ve llegar, cada  día, a mi mascota, Julen  y a mí, viene a nuestro encuentro, pausadamente, pero seguro. Se queda un rato con nosotros, aun después de comerse el pan que le hemos llevado.

miércoles, 20 de agosto de 2014

¡Contamíname!

Un artículo que me acaba de enviar mi amigo Asier me ha dado un buen empujón para que vuelva al blog. Estoy convencido que os lo enviará con mucho gusto si lo solicitáis: Para obtener más información sobre Lithovit puedes contactar con asier.odriozola@lithovit.es y consultar la web de CLC BIO INNOVATION-LITHOVIT http://www.lithovit.es/.
El artículo me parece muy interesante y recomiendo su lectura, porque yo me voy a limitar a indicar por qué me ha hecho salir de mi escondite. En primer lugar, me ha impresionado el cambio de oficio de Asier. Los conocí, virtualmente,  a él y a su compañera, en otros terrenos, aunque siempre han estado vinculados a la agricultura ecológica y continúan soñando con dedicarse a ésta. No me sorprende, así, recibir un artículo relacionado con el tema, puesto que ambos lo han vivido en sus propias carnes, trabajando en cultivos alternativos  experimentales.
No es que me haya sorprendido mucho, descubrir un Asier comercial, tenían que sentar cabeza, que ya tienen responsabilidades de padres. Lo que sí me ha sorprendido, muy agradablemente por cierto, es que Asier ha encontrado argumentos para vender su producto y que es capaz de convencerme para que se lo compre. El producto que ofrece es un material que se encuentra en abundancia y por doquier, la dolomita, ya utilizada en agricultura para optimizar el suelo y que ahora, molido muy fino, puede pulverizarse en las hojas para que estas perciban el CO2 suficiente para una fotosíntesis óptima. Este recurso elimina las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de los procedimientos al uso para aportar dosis de CO2 cuando las plantas inician la fotosíntesis. El producto que ofrece Asier es ecológico, disminuye la emisión de gases contaminantes, aumenta la producción, robustece el suelo y la planta y ahorra agua.
Siento envidia sana por Asier, siendo muchísimo más joven que yo, ha encontrado la fórmula para vender su producto sin cambiar su discurso. A lo mejor cuando sea mayor… Sigo esperando llegar a ser mayor, aunque a mis setenta no sé muy bien a qué espero. Pero espero; el próximo sábado presento El principado de la Fortuna en la Feria del libro de Gijón. Ya veremos lo que he aprendido de Asier; se lo contaré cuando nos conozcamos, en persona, en Reinosa, el jueves de la siguiente semana.
En todo caso ya siento los efectos positivos, puesto que publico este mensaje. Además empiezo a ver un poco el primer capítulo de mi cuarta novela. Os confieso que lo he pasado muy mal: la veo, me he documentado, pero aún no he logrado que me guste ninguna tentativa de escritura del primer capítulo; voy avanzando un poco, aunque aún no veo el final del túnel.


sábado, 2 de agosto de 2014

Muchas gracias a Falsaria por haberme incluido en su red de blogs.

Eso y algunos mensajes que he recibido en mi buzón privado, me han dado esperanzas en mi lucha, en solitario, para promocionar mi obra. Insisto en mi convicción de que solamente en equipo lograremos llegar a nuestros lectores.
Reitero mi invitación a cualquiera de los implicados en la escritura: escritores, correctores, evaluadores, editores y promotores; yo quiero trabajar en equipo. Lo había conseguido bastante bien, con la correctora Hila Lucci, pero, lamentablemente ha muerto. Sería muy útil si este mensaje encontrara respuestas de otros escritores que hubieran encontrado buenas colaboraciones en este u otros menesteres.
Confieso que me encontraría mucho menos agobiado, puesto que ahora me siento como si habitara un edificio que amenaza caer en ruinas y se me hace urgente encontrar cimientos por dónde empezar a sanear.
Sería de gran ayuda si surgieran comentarios sobre estos temas, ya es un paso si encontramos alternativas, pero los lectores de entregas anteriores de este blog que se han dirigido a mi buzón privado: carlosortizdez@telefonica.net comentaban la posibilidad de constituir grupos de escritores para compartir gastos de promoción. Por el momento, la propuesta no ha tomado cuerpo y tampoco he tenido muchas precisiones; sin embargo, estos mensajes me han llevado a la idea de que se podrían hacer cosas, desde simples RT, marcar como favorito, poner comentarios etc.,  a intercambios de nuestras publicaciones y apoyos más explícitos si las apreciamos. Insisto en que yo me ofrezco para publicar reseñas en algunos medios.
No somos lectores de todas las escrituras y tampoco podemos pretender que todos los lectores aprecien nuestra escritura; sería bueno que nos asociáramos por afinidades para mayores avances.
Me llevé una sorpresa muy agradable con los comentarios  a mi entrevista que publicó Falsaria y espero que la inclusión de este blog en la red dé pie a la continuación de los debates iniciados y quizá a la inclusión de otros.

Un esperanzador saludo