Radio de los 60s

sábado, 27 de septiembre de 2014

Ensio Viera Curbelo

Me pedía que escribiera su historia y había prometido hacerlo cuando sacara mi plaza.
-¡Moriré antes!-Dijo-
Fue una de las primeras víctimas del SID A. Sus fiestas habían sido muy concurridas y promiscuas; al sepelio solamente acudieron dos personas, su último compañero y la hermana de éste.
Yo no estaba: había aprovechado las vacaciones de verano para encerrarme en la biblioteca de la Sorbona para conseguir material para preparar mi oposición. En aquella época, en mi universidad, carecíamos de todo. Tenía que aprovechar mi última oportunidad y dos hechos: las muertes de la tía Amalia, que me dejó una herencia de 113000 pesetas y la de la abuela de Françoise, cuya casa  me fue prestada por los herederos mientras encontraban comprador.
No trato de justificarme y de hecho, a mi regreso, siquiera fui a visitar su tumba. No soy de símbolos o banderas y me sentí aliviado con la noticia de su muerte. Había dejado de sufrir. Sí sentí y sigo sintiendo el peso de mi deuda. Deuda consentida más que otra cosa… Él parecía tenerlo muy claro y aferrarse a su conquista. Me creía capaz de escribir su vida y quería divulgarla. No es mi caso; sí podría describir una parte que conocí del personaje. Yo para él era el autor de la historia de su vida y aunque no me dio sino pequeños retazos de su pasado, intuyo que hay elementos interesantes en esas confidencias  que surgían entre canutos: nacido en Colonia, Uruguay, hijo de pequeños comerciantes y prometido desde su adolescencia. Era gordito y no le gustaba aquello. Nunca me contó cómo salió, llegó a España, entró en el “Arriba”, logró nacionalidad española, se sofisticó y fue asimilado como funcionario en el ministerio de Trabajo, a la desaparición del ministerio del Movimiento. Me contó que había logrado perder el montón de kilos que le sobraban a puro régimen y que ya no había tenido que preocuparse más por su silueta. Muchos y muchas temblaron en Las Palmas cuando se supo que tenía el SIDA- Yo me sentía tranquilo por ese lado; nunca habíamos compartido amoríos o ligues. Tampoco puedo tratar sobre su sexualidad, excepto, como en el caso de su pasado, por los fragmentos que me contó y que dejó de contarme ante mi desinterés.

Hace ya unos años, en una reunión con algunos miembros de una famosa cooperativa de autoconstrucción de viviendas, en Montevideo, conocí a un compañero de Colonia que  conocía a la familia de Ensio. Esta circunstancia me permitió dejar su imagen a la altura que él quería, ante su gente.  No me animo a escribir su historia, de hecho creo que él mismo lo presentía, cuando dejaba enormes espacios en blanco entre sus escuetos retazos. Serían suficientes para una historia, pero ésta no sería la de Ensio.

Permítaseme este homenaje que no es sino un retazo.  ¿Por qué hoy? Las circunstancias y la saga de los Saloppe, que me escapa. Tengo que continuarla y estos días, por las circunstancias, estoy un poco alejado. Me consuela  la escritura de esta entrada. 

jueves, 18 de septiembre de 2014

Las fiestas de Nuestra Señora del Portal de Belén

Ayer terminaron las fiestas de Villaviciosa. Me he abstenido y las he sufrido. Una pena que tengan tan poco que ver con lo que dicen celebrar. No soy de iglesia, secta o casta alguna; pero siempre he imaginado el pesebre como un lugar de acogida para un parto y me ha merecido mucho respeto. Las fiestas de Villaviciosa son un despilfarro de decibelios, de fuegos artificiales y de botellones. Han durado una semana y hoy había mucho silencio; la mayoría está de resaca, hasta que, no sé por qué, han vuelto a tirar coetes.
Hoy dos diarios me han publicado un artículo en el que trato de exponer mis inquietudes, pondré los enlaces al final; agradecería la lectura, los comentarios, la difusión, en el caso de que compartáis mi opinión de que necesitamos, urgentemente, una buena limpieza.
Lo mejor es que he vuelto a mi cuarta novela, que había abandonado desde hace ya demasiado tiempo y creo que mañana terminaré los arreglos del capítulo I de forma que minimice mis miedos y vuelva a dar pasitos, por pequeños que sean


sábado, 13 de septiembre de 2014

Sábado, sabadete

Hemos pasado del verano a un otoño lluvioso en Villaviciosa y he tomado consciencia del paso del tiempo y de mi letargo. Estoy atascado en mi cuarta novela, la tengo en mente, pero estoy parado en el cuarto capítulo ¿Razones? Estoy encallado en la difusión y mi cabeza no descansa hasta que salve este escollo que me tiene trabado. Con los escritores, como con todos los que nos lanzamos al vacío sin redes, ocurre lo mismo que con los ciudadanos, no somos capaces de unirnos para que nuestros esfuerzos cuenten frente a las grandes empresas que dominan los medios y las mentalidades. Esta es la batalla que nos toca llevar. Hay muchos intentos, pero no nos unimos para presentar batalla.
He decidido tomar otra perspectiva; si miramos lo negativo, caemos en las redes que nos aprisionan. Hay positivo y tengo que dar las gracias a los que visitáis y valoráis las entradas de este blog. También tengo que mostrar mi agradecimiento a Falsaria: http://www.falsaria.com/2014/07/carlos-ortiz-de-zarate-denis/  http://www.falsaria.com/blog/el-principado-de-la-fortuna-carlos-ortiz-de-zarate/
Eso por nombrar los más recientes, pero tengo una gran lista, que empezaría por Rebelión: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=154068 y por Siglo XXI: http://www.diariosigloxxi.com/firmas/carlosortiz  y finalmente, en Creatividad Internacional. Si he tenido una gran ayuda como podéis comprobar consultando el apartado correspondiente de las novelas en Círculo Rojo. ¿Por qué me escollo si he encontrado tanta generosidad? He caído en la trampa. Con mi nueva mirada veo posibilidades y la gratitud siempre es más positiva que la derrota. Estoy dispuesto a enviar, en documento adjunto o en papel, gratuitamente, a quien esté dispuesto a leer y a darme su opinión sobre mi última novela publicada, “El principado de la Fortuna”, basta con que me la solicitéis. ¡Unámonos los escritores que practicamos una escritura comprometida con los ciudadanos!; no habrá cambios mientras dejemos que la cultura esté en manos de las grandes empresas. Siempre adelante

Carlos

domingo, 7 de septiembre de 2014

Orlando furioso

La versión teatral del poema épico de Ariosto que ofreció Luca Ronconi (1969) me impactó de tal manera que no me ha costado gran cosa colocar en los carros que no cesaban de moverse en los grandes espacios en los que se representaba el espectáculo,  escenarios de la actualidad de la UE.

El domingo 24 del pasado agosto encontré  tres espectáculos épicos en los medios de opinión
-          La evocación a de Gaulle en la misa solemne en Notre Dame, en conmemoración del 70 aniversario de la liberación de París de sus ocupantes alemanes.
-          El inicio del encuentro Merkel/Rajoy en Santiago de Compostela
-          La proclamación de la fronda en el gobierno francés en el marco de la Fiesta de la rosa de Frangy-en-Bresse (Saône-et-Loire)
En la catedral parisiense, el fundador de la V República fue objeto mimado en la homilía pronunciada por el cardenal André Vingt-Trois, como puede deducirse del principio de la misma  “Cuando el general de Gaulle decidió que el desfile solemne que marcará las celebraciones de la liberación de París que iniciará en el Arco del Triunfo concluirá en Notre Dame […]”. En 2014, esta celebración ha adquirido especial relevancia, dado que ha contado, por primera vez, con la presencia del presidente de la República, Hollande, del primer ministro, Manuel Valls y de la primera alcaldesa de París, Ana Hidalgo. Los dos últimos de origen español. Como también eran españoles la mayoría de los componentes de la Nueve, republicanos huidos de las represalias de Franco, que fueron los primeros en acudir en apoyo de los parisienses sublevados contra los ocupantes alemanes.
El encuentro de los jefes de gobierno de España y Alemania no respondía a una conmemoración. Se ha indicado como objeto la preparación del Consejo Europeo previsto para la semana siguiente, en el que se suponía que se nombrarían los comisarios, Cañete por España y al  presidente  del Euro grupo, de Guindos. En esta cumbre no hubo otra participación de los gobiernos, con la excepción de los dos mandatarios y sus equipos de asesores. Si hubo gran espectáculo, con el recorrido de tres km del Camino de Santiago por los dos mandatarios y con una proclamación de ambos, ante el altar del apóstol, del mutuo apoyo de sus respectivos gobiernos y de su condición de apóstoles de la austeridad. Suena un poco raro por los excesivos gastos de este testimonio, no sea más que en seguridad.
La fiesta de la Rosa de Frangy-en-Bresse se celebra desde 1973 con una semana de antelación a la Universidad de verano del PSF. En esta ocasión, los ministros franceses de Economía, Arnaud  Montebourg y de Educación, Benoît Hamon, se pronunciaron contra las políticas de austeridad puestas en práctica por el gobierno del que entonces formaban parte.
El espectáculo continuó el lunes siguiente; Manuel Valls presentó al presidente de la República la dimisión del gobierno y recibió el encargo del último de formar uno nuevo.  La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, hasta ahora ferviente defensora de la austeridad,  declaró en una entrevista concedida a Radio y Televisión Suiza que el enfermo, la UE, ya ha recibido suficiente medicina de austeridad y está preparado para pasar a la fase necesaria del crecimiento. Después ha habido una serie de proclamaciones y de toma de decisiones que apoyan las declaraciones de Lagarde, de  la OCDE, del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, del recientemente nombrado presidente de la Comisión Europea, Jean-Paul Juncker… y sobre todo los datos que muestran el fracaso de las políticas de austeridad.
 Valls excluyó a los frondistas del nuevo gobierno, pero no pudo impedir que los mismos llenaran un anfiteatro de denuncia de sus políticas cerca de las instalaciones de la Universidad de verano, al que acudió la recientemente nombrada ministra de Justicia. La fronda estuvo muy presente en la Universidad de verano y resultó una evidencia el aumento de los críticos al gobierno Valls, dentro del PSF. Hoy, Le Journal du Dimanche publica una encuesta Ifop que indica que 85% de los encuestados (65% en el caso de los militantes socialistas) se declaran en contra de que Holande se presente a las futuras presidenciales. Si hubiera elecciones de inmediato, el ganador sería el partido de extrema derecha de Marine Lepen.
Los candidatos a las instituciones europeas de Rajoy no han tenido, por el momento, mejor suerte. La señora Merkel no tiene tanto poder como esperaba Rajoy o no es coherente con sus declaraciones en Santiago. La V República francesa está cada vez más cuestionada. En España tenemos el caso Pujol y en el mundo domina la amenaza del Estado Islámico. ¿Qué más queremos para un montaje a lo grande del Orlando Furioso de Ronconi?