Radio de los 60s

domingo, 28 de diciembre de 2014

Esperando a Godot

Hace ya 5 años escribí esta pequeña obra de teatro que os incluyo, Feliz 2010.  Sigo esperando a Godot. Te invito a leerla en este tiempo tan desapacible. Se trata de una adaptación a la actualidad de “Esperando a Godot” , Me parece una buena clave para comprender estos tiempos que nos toca vivir. Perdona mi insistencia, pero agradecería mucho conocer tu opinión.

Mañana, Julen y yo nos vamos a Las Palmas, un largo viaje, en tren y Barco, llegaremos el 1 de enero y esperamos mucho de nuestro encuentro. Un abrazo Carlos

viernes, 26 de diciembre de 2014

Nochebuena

Mis noches, normalmente, empiezan a las nueve de la noche, con el Telediario. Lo veo, saco a Julen y la basura y mientras cenamos, veo El intermedio y después una peli, normalmente en la 2. Nada fue normal la noche del 24; cuando encendí la tele estaba terminando el discurso del rey. No me enteré de nada, pero el gesto, la escena y las palabras que escuché, me proyectaron mi soledad.
Saqué a Julen y la basura. La última intención no resultó, esa noche no había recogida. No encontré programas a mi gusto y no me apetecía prepárame una cena. Una lástima, un pescador amigo me había traído una centolla. Un detalle muy bonito, pero no me encontraba con ganas de prepararla, sobre todo cuando tengo una remota idea de cómo hacerlo. Julen cenó los restos de la paella de mediodía y yo me apañé como acostunbro.
Me costó mucho más que otras veces esperar a las once, no pillé nada que pudiera ayudarme en la tele, pero me reconfortó el “advientu”, mes de diciembre en Asturias; tengo muchas esperanzas en mi reencuentro con Las Palmas. Me dormí con la decisión de leer el discurso y de escribir un artículo. Ha sido publicado hoy:


Hacía unos días que no había sido capaz de escribir nada. Lo he hecho y hoy he escrito esta entrada. No me he dejado caer, pese al discurso y a la ausencia del discurso. 

lunes, 22 de diciembre de 2014

Adviento

No soy de Iglesia alguna, pero creo en el universo y en la influencia de las posiciones de los astros. No he conseguido encontrar documentación, pero tengo la certeza de que ese periodo aparece en otras visiones religiosas. Yo lo he sentido toda mi vida.
Últimamente la “musa” no se dignaba visitarme; es mi única voz y…No es que pueda quejarme; se han fraguado cosas:
La publicación de mi tercera novela, “Villaviciosa Hermosa”, por entregas, a partir del próximo miércoles, con carencia semanal, en: “Siglo XXI”. En Enero, Falsaria sacará la obra.
La tramitación de mi viaje para Las Palmas con la posibilidad de quedarme un tiempo por definir.
Cualquiera de las dos ocurrencias son pasos. Estoy cambiando de rumbo y de perspectiva, cuando yo simplemente pensaba que estaba “vacilando a tientas”  He dado un paso importante en los procedimientos para esta edición, He encontrado cómplices en Siglo XXI, en dos personas de Villaviciosa, que considero amigos, pero que nos habíamos planteado  hasta ahora, colaborar, Rosa Rubio y Vicente Alonso. Me han brindado el uso para esta publicación, respectivamente de la portada y de las fotos que ilustran el decorado de mi novela. Ojala resultara un germen de trabajo en equipo.
También es muy de agradecer el gesto que tuvo mi sobrina, Miren Lorente, quien pese a las duras situaciones que le tocaba vivir, encontró un hueco para revisar el manuscrito.
Falsaria me ha manifestado apostar por la obra; esperemos que formemos un equipo.
Lo de Canarias es otra cosa: es la tierra donde más he vivido y ya no es solamente cuestión que necesito un viaje; se trata de  salir durante un tiempo en busca “del tiempo perdido”. Tengo la impresión de que me he perdido algo.
La inspiración me ha venido por un mensaje de adviento que me ha llegado.  Me lo ha recordado y siento la necesidad de transmitírtelo, lector. Se puede renacer de las cenizas.

lunes, 15 de diciembre de 2014

Reciclar

 Te invito a leer mi artículo de ayer, en cualquiera de los diarios digitales que lo han publicado hoy


Trato un tema que nos preocupa a muchos y a mí no me deja indiferente. Es, desde luego, una perspectiva en esta entrada, pero mi mirada es mucho más subjetiva: necesito reciclar en mi “basura”.
Me propongo empezar por unas vacaciones, puesto que llevo ya muchos años sin poder tomarlas,  por razones familiares y económicas. Ahora estoy en condiciones de hacerlo y me he propuesto pasar un mes en Las Palmas de Gran Canaria; la tierra donde más he vivido, 22 años. Tengo mucho que reciclar allí y mi amiga Pili, con quien compartí experiencias muy fuertes y ocios, me ha invitado a compartir su piso.
Algo ha hecho que el proyecto tome cuerpo, ya he aludido a mis circunstancias personales y la llamada telefónica a Pili fue una “corazonada. Hace tiempo que la había dado por ilocalizable, tras montones de llamadas sin respuesta.
Lo más gracioso es que Julen pesa 9 kg y que Iberia no acepta, en cabina, mascotas de más de 8 Kg. Me niego a meterlo en bodega. Antes de embarcarme en la historia, necesito saber que no me encuentro con alguien que adopte las normas más estrictas.
Parece un problema fácil, puesto que ha viajado con el mismo peso en Spanair, en el Ave… No ocupa más espacio que un perro de 8 kg. Pero, como me toque alguien que cumpla la ley a rajatabla, me deja en tierra, en la terminal más odiosa que conozco, la T4.
Estoy tratando de indagar sobre los actuales procedimientos de embarque de mascotas, el último referente que conozco es cuando me traje a Julen de Las Palmas, en 2007. No sé cuál es el funcionamiento ahora y necesito saberlo antes de sacar el billete. He recurrido a la agencia de viajes de mi tarjeta de crédito y una señora muy amable me ha prometido informarse sobre el caso y llamarme a lo largo del día.
Puede parecer una mera anécdota, pero me ayuda a explicar lo que siento. Por una pijada, una decisión que carece de lógica: se puede llevar en cabina cualquier macota encerrada en una bolsa que quepa en el espacio que el transportista te atribuye. Obviamente, previo pago y papeles.

Bueno pues ahí estoy, preparando mi viaje, creo que es una buena posición para reciclar basura y si alguno de vosotros tiene información sobre tramitación para embarque de mascotas en Iberia, agradecería mucho que me lo comunicarais carlosortizdez@telefoica.net.

martes, 9 de diciembre de 2014

Piropos

He puesto un comentario en un artículo de “El País” sobre la impunidad de la corrupción en España. Me ha respondido alguien que compartía mi punto de vista; el debate superaba el espacio que permite el medio y hemos intercambiado emilios. Incluyo mi primer mensaje en esta entrada, porque estoy seguro que es de tu interés.


Muchas gracias por los cumplidos, pero soy mucho menos de lo que indicas. Lucho, como buen Tauro, o Aries, que siquiera sé. Te envío la dirección de mi blog: http://carlos-ortizdezarate.blogspot.com.es/ y el enlace para acceder a una parte de mis últimos artículos:  http://www.diariosigloxxi.com/firmas/carlosortiz En adjunto encontrarás Cow boy from Brooklyn y si te gusta, te enviaré las otras tres, dos de ellas aún sin publicar.
Te agradezco mucho la confianza que pones en mí, porque yo me muevo en arenas movedizas y aún no he encontrado bases para echar cimientos. Tu comentario es como los piropos que yo trato de introducir en una villa rancia, como Villaviciosa. Tenemos que mantener la ilusión, lo aprendí en Canarias.
Cuando leas “Cow boy from Brooklyn”, piensa, por favor, en el debate que teníamos con respecto a mi comentario en “El País”; no tenía espacio para indicarte que, al mismo tiempo que luchábamos, en los 6os, cimentábamos el discurso de la arrogancia.  Reagan se incrustó. Así ocurrió en Francia, donde yo estaba; nos cargamos a  de Gaulle y reforzamos su partido. Allen de Milly es un buen ejemplo de ésa catarsis y ya ves, usa  frutos del “movimiento”; la técnica teatral, para imponer el nuevo régimen. Alain está atrapado en las redes de Reagan, es esa culpabilidad que sentimos los que fracasamos en los 60s, en los 90s…
Volvamos al piropo, es mejor. No estoy dispuesto a tirar la toalla, te lo aseguro. Escribo porque es lo único que sé hacer y aspiro a hacerlo de forma que sea capaz de llegar al perfil que pudiera estar interesado. Lo intento, pero no llego.

Bueno…, como puedes comprobar, no tiro la toalla, “poco a poco hila la vieja su copo”. Ya es mucho que alguien lea la novela en esa perspectiva. No es que pretenda imponerla, solamente quisiera encontrar lectores que pudieran compartirla, que pienso que es tu caso, muchas gracias por leerme Carlos

viernes, 5 de diciembre de 2014

Poema en cinco surcos

Estoy escuchando “Poema en cinco surcos"  
 Es un regalo de Mirtha, aunque ella probablemente no lo sepa; cuando he leído su último mail llevaba ya unos días en manos de la certeza de que la única alternativa a este blog es “mojarme”, pero, como indicaba en mi última entrada. El mensaje de mi amiga Mirha me dice lo mismo, a su manera y soy “virtual”, como me dijo otra amiga, ya hace unos años.
He empezado por Prust y he terminado en  Julia de Burgos. ¿Por qué?; por los resultados en Google de criterios en torno a” identidad”. Yo creo que hay algo más y todos sabemos que el orden cambia frecuentemente; no sé nada en informática, pero cambia y “Poema en cinco surcos” me ha salido de los primeros.
Es un regalo preciso, me ha hecho salir de mis “cabales” y escuchar al otro, a la otra, en este caso. Me ha ayudado a comprender el mensaje de Mirtha y también a alumbrar antorchas que me permitan “coger al toro por los “cuernos”.

Escuchad la adaptación que he encontrado de “Poema en cinco surco”; me gustaría alcanzar esa tranquila desnudez y fundirme así con el universo y creo que a ti, lector también. Es otro paso más, gracias Mirtha 

lunes, 1 de diciembre de 2014

Borrón y cuenta nueva

Hay momentos en la vida en que se impone un balance. Me está tocando y me apetece compartirlo contigo, lector anónimo. ¡Hola! Aquí estoy, en plena faena
No sé muy bien lo que voy a hacer, pero algo tiene que cambiar y ya, Hace algún tiempo os comenté mi recurso a metas modestas. Hoy ha sido fallado el concurso de Ediciones Oblicuas y mi novela “Esto es un infierno” no ha sido galardonada; tendré que dar marcha a mis dos últimas novelas y lo que tengo muy claro es que no quiero publicar en las condiciones en que lo hice con las precedentes. Hay  que cambiar si quiero compartir mi escritura, lo único que sé hacer.

Hay momentos en la vida en que se impone un balance y no sé por dónde empezar. Estoy en ello y el hecho de escribir esta entrada es un pasito. No me he quedado tirado en la cuneta y aunque sois pocos, os agradezco la lectura. Sí he encontrado hoy algo positivo. He recibido un mensaje en el que me anuncian que mi texto ha sido seleccionado para la publicación en el concurso de Letras con Arte “El mundo que me gustaría” Formo parte de una antología más. Si nos fijamos bien, siempre encontramos algo positivo.