Radio de los 60s

sábado, 31 de octubre de 2015

Mi artículo de la semana

El caso catalán y las Generales

La insumisión del Parlement abre una deriva que la Constitución no puede resolver, ¿qué pasará si se agotan todos los Artículos previstos para el caso? Nadie, en su sano juicio puede pensar en soluciones militares. Es un desafío más que tendrán que confrontar los candidatos, no podemos permitirnos eternizar la Santa Siesta de un modelo territorial que no funciona.

Elisa Beni, en su artículo  “La Gran pregunta” plantea muy bien la falta de recursos constitucionales y la demencia de las opciones militares ante la deriva de la confrontación institucional abierta. Tampoco serviría de nada cerrar en falso una herida cuya terapia es cada vez más urgente. Nuestro modelo territorial duerme en la Santa Siesta y aunque la crisis catalana ha roto con los protocolos del bipartidismo, puesto que Rajoy ya ha llamado a consulta a los candidatos del PSOE, de Ciudadanos y de Podemos y piensa continuar con los otros partidos, salvo los nacionalistas,  la semana próxima, Moncloa en un comunicado de este sábado por la tarde ha proclamado que los participantes en los encuentros que se han realizado hasta la actualidad “Coincidimos en la unidad de España, la soberanía nacional, la igualdad de todos los españoles y el respeto a las leyes”.
No es una manera de despertar de la Santa Siesta o de resolver la grave crisis institucional que padecemos, desde luego, pero parece que sí hay un acuerdo constitucionalista entre PP, PSOE y Ciudadanos, mientras que Podemos e IU,  reclaman cambios constitucionales capaces de resolver el conflicto.
Me ha parecido muy oportuno el regalo de Pablo Iglesias a Mariano Rajoy; Machado y Juan de Mairena me parecen muy buenos consejeros para resolver conflictos y especialmente los provenientes de nuestra Santa Siesta.

Yo no soy tan sabio, pero considero que gracias a la crisis catalana y a las buenas prácticas de los poderes emergentes, estas son las primeras elecciones del post franquismo en la que ya se están planteando “dogmas” de la Santa Siesta. La situación obliga.

miércoles, 28 de octubre de 2015

A cabalgar

Mañana me voy a Cádiz y me quedaré hasta abril. Tengo muchas esperanzas de poderme integrar, puesto que el Ayuntamiento ha respondido a mi oferta de voluntariado y tendremos, en breve, una reunión para perfilar mi labor. Mi oferta triple: difundir las buenas prácticas de gobernanza y participar en desenterrar la Ilustración de Cádiz y en promocionar la emergencia de una “movida” de poderes emergentes.
Espero, además, avanzar en mi novela, en la que estoy trabajando mucho más lentamente de lo que debiera; hay muchos intereses en el asunto de la sucesión de Carlos II y muchos escándalos de especulación que pone en peligro la subsistencias, también aparece el papel moneda y Law, el banquero de regente y el trompazo que siguió a la época en que Paris era el centro de la especulación de Europa. Todo es muy complejo y una cosa que tengo muy clara es que no hay que agobiar al lector, tengo que buscar una forma de contar y tengo una idea, pero no he conseguido aún que encaje todo.


sábado, 24 de octubre de 2015

Mi artículo de la seman

 España



El caso catalán ha puesto muy nerviosos a los poderes y éstos se han lanzado a la defensa de la “unidad,”. Dan por hecho un consenso de los españoles sobre el término “patria”. Hay demasiadas Españas como para saltarnos este escollo, pero  las “grandes pantallas” lo hacen sin pudor.

En Lille usan el término castellano para indicar que una carne es de pésima calidad y en Búfalo  me preguntaban sobre el goce de los españoles en tocar culos. Cada loco con sus temas.; Flandes formó parte del imperio español y Sofía Loren vive  en USA. Yo no tengo nada que ver con esas Españas, pero tengo un pasaporte y supongo, mi derecho a opinar.
En el mismo Lille, en el 65, encontré una excelente acogida por aquellos que se sentían   avergonzados del Pacto de Múnich, que permitía a los Estados “demócratas”  europeos, quedarse con los brazos cruzados mientras Hitler y Mussolini intervenían en la Guerra Civil Española. Y  Hemingway era estadunidense.
Hay muchas Españas; la del imperio en el que no se ponía el sol, que ha dejado en las mentes de los flamencos el mal rollo que expresa su significado de “carne” o en las de los españoles,  La Celestina o la picaresca, que reflejan la miseria. Están, asimismo  la que fue víctima del Pacto de Múnich, la del rey Pelayo y la de los recortes.
Me parece ilustrativo  el escenario que se ha montado en la entrega de los premios Princesa de Asturias: ha habido posiciones y manifestaciones a favor y en contra del acto, digamos que son muestras de divergencias en el concepto de España. En su discurso, el rey ha proclamado la excelencia de la iniciativa y prevenido contra las tentaciones de ruptura de la unidad de la Patria, al grito: “Que nadie levante  muros con los sentimientos”.
No parece coherente que el jefe del Estado ignore, en su discurso, la posición del Ayuntamiento de Oviedo, su anfitrión, ante los premios Princesa de Asturias;  el tripartito que lo gobierna se ha desquebrajado en posicionamientos ante el evento: lo acoge el alcalde (PSOE) y se manifiestan en contra Somos e IU.

Hay una España de Su Majestad, pero un jefe del Estado no puede ignorar las Españas de los ciudadanos que representa.

miércoles, 21 de octubre de 2015

A duras penas

Sigo avanzando, con más pena que gloria, en mi sexta novela. Me he metido en un buen lío, porque mi capacidad de trabajo está mermando día a día y puesto que el síntoma afecta a la producción, me veo como me veo…
No es mi intención lamentar; no estamos aquí para eso. Yo sigo y espero que tú también lo hagas. Tenemos que seguir, a mí, por lo menos, no me queda otra, aunque esté enzarzado en una lucha contra “Molinos de viento”.
Había puesto esperanzas en Cádiz, especialmente en mi implicación como voluntario, para trabajar en la promoción de una cultura ciudadana. Me he sentido frustrado ante la indiferencia hacia mi propuesta que muestra el Ayuntamiento, o más bien al silencia, puesto que mis propuestas no han merecido, aún, respuesta.

Me gustaría poder implicarme y colaborar en difundir las iniciativas de los “gobiernos del cambio y en la cimentación de una cultura ciudadana, lo seguiré intentando. Si no lo consigo, al menos, cambiaré de aires y podré documentar mi novela.

domingo, 18 de octubre de 2015

Mi artículo de la semana

Salgamos del armario



La actualidad de estos últimos días está preñada de chismes relacionados con “discordias” y crisis  en los partidos del poder, e incluso en los poderes emergentes, como es el caso de la discrepancia entre el Secretario de Podemos en el País Vasco y una gran parte de la base y de electos de su partido, con respecto a la oportunidad de apoyar la demanda de puesta en Libertad de Otegi. Hay de qué desanimarse, sobre todo, en el escenario que nos toca vivir. También hay otras noticias que nos empujan.
Así ocurre con la entrevista a Javier Pérez Royo, publicada por “Publico”, este sábado. Se trata de un catedrático de Derecho Constitucional, es asesor del PSOE y obtuvo el premio de investigación del Congreso de los Diputados por su obra “Las Constituciones que no se reforman acaban saltando por los aires”. Cito algunas frases de esta entrevista que urgen nuestra salida del armario: “Lo que está pasando en Cataluña es lo que va a pasar en el resto de España” […] (La Constitución de 1978) “No tiene salida, porque saltó por los aires en 2010” […] Yo creo que no va a haber voladura, va a haber implosión”
Es sintomático que Pérez Royo nos pinte esta imagen de una Constitución concebida exclusivamente para el bipartidismo, imponer  la monarquía y en suma, “que se edificó sobre las leyes franquistas”.
En este mismo medio publiqué "El asunto catalán" Denunciaba el ensañamiento  y la ceguera del PP con respecto al tema, Pérez Royo se remonta a 2010; la sentencia del Tribunal Constitucional publicada el 28 de junio de ese año, dando la razón al PP sobre su recurso a la, según el querellante, inconstitucionalidad del Estatuto catatarán, que había sido presentada en 2006. Se da la circunstancia de que artículos impugnados estaban vigentes en Estatutos de Comunidades Autónomas gobernadas por el PP. Un pitorreo, pero, sobre todo, una desautorización al Parlamento catalán, que es de lo que se trataba.
La deriva del asunto catalán es una lucha de soberanías y una “merienda de negros” en la actualidad, que nos ofrecen,  y me parece bueno que se publique esta entrevista en el escenario que nos sirve la actualidad, al fin de cuentas es la primera vez que una voz autorizada relacionada con el PSOE emite diagnósticos tan graves sobre la Constitución española, se escucha demasiado a Felipe González.
Por otra parte se produjeron varios hechos, también el pasado sábado, que muestran salidas del armario. Me limitaré a citar dos que tienen relación con el tema de este artículo: Barcelona en Comú anuncia su decisión de presentarse a las Generales y en Donostia se produce una manifestación, en la que participan organizaciones y personalidades de diversos territorios para pedir la liberación de Otegi y de otros presos cuyas encarcelaciones obedecen a criterios tan poco fiables como los esgrimidos para justificar la inconstitucionalidad de algunos artículos del Estatuto catalán.
  

miércoles, 14 de octubre de 2015

La cita del miércoles

Me sigue pesando el compromiso, pero creo que ya no lo voy viendo tan negro. Avanzo a trompicones en la novela; todo va mucho más lento de lo que esperaba, pero creo que voy superando mis miedos.
Tengo que contarlo o reviento, porque soy víctima de un síndrome que no esperaba de mí, ahora que no tengo agobios económicos sigo sintiéndome agobiado y temo que más que antes, por la tesorería. Este año he decidido pasar el invierno en Cádiz y mis gastos superan a mis ingresos, tengo que hacer durar el “colchón” que me dejó mi madre y por tanto, tengo que racionalizar mis gastos.
Lo de Cádiz no es un capricho, te he contado que mi novela tiene una parte importante en esta ciudad, tanto en el siglo XVIII como en la actualidad puesto que el relato del XVIII, es el que viene a leer a Cádiz, el descendiente de una familia que ha vivido de las cloacas del poder desde la época de Richelieu, que intriga en la corte de Carlos II y que tiene que emigrar a Colonia de Sacramento tras le regencia del duque de Orleans, desde entonces la saga se instala en la ciudad, hasta que, el protagonista decide instalarse en Cádiz.
No es solamente la novela mi preocupación, aunque tendré que aprender a moverme para captar la movida. Me gustaría y sería el mejor medio de captarla, integrarme en la misma y esta es mi inquietud real. Me escudaba en las pelas, realmente un pretexto endeble, porque lo que realmente me asusta es mi capacidad para lograr integrarme. Me hubiera gustado contar con el Ayuntamiento, pero no he podido contactar con ellos, espero poder hacerlo tras mi llegada.

Me queda el sueño del pasado enero, mi paso por el hotel Las Cortes de Cádiz, donde se aloja el protagonista, pero ahora tengo que recomponerlo en el Cádiz del cambio, desde la habitación “Viva la Pepa”. Tengo el apoyo de Josefa, la “bella de Cádiz” que encontré en Atocha cuando paseaba a Julen en la parada que me llevaba a Chamartín.

domingo, 11 de octubre de 2015

Mi artículo de la semana

Del dicho al hecho, gran trecho



La “sabiduría popular” no es tal si se queda en eterno quejido y en la resignación, y  nos hace cómplices y víctimas. De ahí eso de “más vale lo malo conocido que lo  bueno por conocer” .Nefasto, especialmente cuando estamos en periodo electoral, nos llueven amenazas y escándalos de corrupción y “pinta a bastos”. La sabiduría popular reclamaría el dicho, en este caso las proclamaciones de la Ley de Transparencia, de forma que podamos tener acceso a los datos que nos permitan decidir nuestro voto, el próximo 20 de diciembre.

Pese a lo que dice la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, los ciudadanos no tenemos acceso a la información que necesitamos como votantes, mientras se nos disparan escándalos de corrupción, amenazas y peligros,  y el gobierno lleva ya casi dos años exhibiendo esta ley como el talismán de la nueva gobernanza y  el remedio al cáncer de la corrupción.
Pues bien, pese a que la ley tiene ya casi dos años y de que el actual gobierno se ha llevado toda la legislatura amparándose en la deuda que le había dejado el gobierno de Zapatero, no se nos ofrecen datos básicos para realizar un balance de la herencia recibida por los nuevos poderes surgidos de las pasadas elecciones locales.

Mal lo tenemos para evaluar, pasados ya los Cien Días y temo que no  lo tengamos mucho mejor antes del 20 de diciembre. Todo seguirá igual mientras dejemos que ejerza el “imperativo categórico. Pero,  esos nuevos poderes emergentes podrían darnos  lo que la aplicación de le ley no nos da.

domingo, 4 de octubre de 2015

´Ojala que llueva café”

“¡Que salgan del armario!”-  responde un amigo ante mis comentarios sobre algunos de los discursos que se produjeron en el marco de la reciente Asamblea General de la ONU (28 de septiembre/3 de octubre). No le falta razón; las proclamaciones de la Agenda 2000 levantaron muchas esperanzas y nos encontramos ante el mundo en que nos toca vivir .No impide que algunas de las cosas que se han dicho, o que estaban entre bastidores,  tienen un gran impacto en el escenario en que nos movemos y empujan a salir.



Comenzaré por los bastidores, con la cita de dos simples ejemplos; el escándalo Volkswagen y el hecho de que Francia mantenga su proyecto del misil nuclear M51, con una autotomía de 8000 Km y con capacidad para transportar entre 6 y 8 bombas atómicas con una potencia exterminadora 100 veces superior a la de Hiroshima. Nadie ha pedido cuentas a los representantes de los Estados implicados, que han firmado y proclamado la adopción de la Agenda 2030 y discurseado.
Hay tantos ejemplos en los mundos de los oradores que la mención rebasa esta columna y el foro de la ONU, pero que violan las bellas proclamaciones de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: un instrumento para defender a las personas, al planeta, la prosperidad, la paz y el acceso a la justicia.
En los discursos hay frases que mencionan terapias,  aunque los oradores no salgan del armario. Me limitaré a dos ejemplos:
Francisco I proclamó que pese a que la la ONU tiene la misión de defender la justicia “ El panorama mundial hoy nos presenta, sin embargo, muchos falsos derechos, y –a la vez– grandes sectores indefensos, víctimas más bien de un mal ejercicio del poder: el ambiente natural y el vasto mundo de mujeres y hombres excluidos”. Recomiendo leer el artículos, porque tiene otras proclamaciones interesantes.
Por su parte Felipe VI dijo: ““La globalización de las finanzas, de la tecnología o de la información debe ir acompañada por la globalización de la solidaridad”

Hay muchos otros ejemplos, claro y estoy convencido de que muchos los compartimos, vengan de donde vengan y salgan o no salgan del armario. La cuestión es que estamos donde estamos y que las proclamaciones no pueden quedarse en meras promesas cuando esto está que arde y nos estamos quemando.