Radio de los 60s

domingo, 29 de mayo de 2016

Mi artículo de hoy

Las marchas de la dignidad

No queremos destruir Europa, sino deconscruirla



Es indignante el escenario que nos ofrece la “actualidad” de la precampaña a unas Generales que deben repetirse por falta de consenso de gobernabilidad en el Congreso que surge del 20D. La iniciativa ciudadana de este sábado apenas se ve, pero está ahí y da voz a los ciudadanos que queremos que se hable de lo nuestro.
La Declaración Unitaria de las Marchas de la Dignidad convocando a la movilización del 28 M. Pincha si quieres consultar plantea perspectivas que compartimos muchos más de los que se han manifestado.
Dejemos de mirar a la gran pantalla y de caer en las redes del “discurso de la arrogancia”, que denuncio desde principios de milenio. Miremos lo que nos toca y lo que nos espera. Exijamos que la campaña se centre en alternativas y no en amenazas, bravuconadas o “peteneras”.

miércoles, 25 de mayo de 2016

Nuestra cita de los miércoles


Hoy acudo ilusionado, pero angustiado.  La ilusión me la das tú y los mensajes y llamadas que he recibido de los “cómplices”  de Medina Sidonia; compartimos un proyecto. La angustia me proviene de la depre, la primaveral y más.
Vosotros y vosotras me estáis ayudando a tirar unos lastres que me arrastran al miedo de fallar. Me comprometí muy rápidamente en sacar una edición virtual de mi vivencia en Medina Sidonia. Me torturan muchas dudas, sobre todo me pesa el incumplimiento de mi promesa de ofreceros el vídeo de la presentación de  Esto es un infierno. Prometí algo que no tenía,  porque confiaba en tenerlo
Vosotros y vosotras me recordáis mi compromiso ¿He tropezado en la primera piedra? No es una escusa para colocar la tercera, puesto que mi compromiso es con vosotros y vosotras.
Gracias por ayudarme a salir de la “angustia existencial”. Voy venciendo los miedos que obstaculizan la limpieza del borrador. Pasito a pasito ya he llegado a la mitad.

Sin ti no lo habría logrado.

miércoles, 18 de mayo de 2016

Nuestra cita de los miércoles


Tengo que contarte tantas cosas que no sé por dónde empezar. Ya estoy en Villaviciosa, llegué  anoche tras un largo y complicado  viaje, pero maravilloso. Había un tren “de cercanías” que me llevaba a Sevilla a tiempo para coger un Ave que me llevara a Madrid Atocha, con tiempo suficiente para embarcar en Madrid/Chamartín, en dirección Gijón. Es un combinado y no acepta la emisión de billete para Julen. La opción era el Alvia, que emitía el billete de mascota, pero tenía salida a las 13,30 y me dejaba solamente 40 minutos de margen para cambiar de estación y embarcar para Gijón. Había  optado por esta última, pese al riego de perder el enlace. Tenía demasiado miedo que no me dajaran subir al tren sin el billete de Julen. Me presenté en la taquilla, en Cádiz,  unos minutos antes de que saliera el “combinado” el señor que me atendió me dijo que 40 minutos  no era tiempo suficiente para cambiar de estación y embarcar. Se dispuso a encontrarme plaza en el Combinado  y a cancelar mi billete, antes pidió mi consentimiento.
-¿Y el perro?- pregunté.
-¿Aún no confías en los gaditanos?
Buena pregunta, su mirada me dio seguridad y me culpabilizó; no solamente no hubo problemas con Julen sino que me encontré un amigo en el interventor del trayecto Cádiz Sevilla, que me facilito la resolución del problema en el Ave.
Conocí y hablé con unas gaditanas que iban a visitar Córdoba, iban a tratar de hacerlo en el día o si no, encontrarían una pensión… Había calor, ganas de conocer. A mí me gustó mucho Córdoba.
El Ave siempre es más impersonal, había un grupo que gritaba y acumulaba lastas bacías de cerveza;  un turre, pero no parecían mala gente, de hecho me echaron una mano en Atocha. Tuve la suerte de tener como compañera de viaje más próxima a una señora que utiliza los viajes para avanzar en su trabajo. Eso no impedía que intercambiáramos impresiones. Fue bonito. Llegué a Chamartín con tiempo suficiente; eran las cinco de la tarde, mi tren salía a las seis y media. Almorcé muy a gusto en una cafetería, de cuyo nombre no me acuerdo, junto a la salida central de la estación.  Una terracita, buena comidita y sobre todo, excelente acogida.
El bajón empezó cuando inicié la tramitación para la última etapa del viaje: Madrid-Gijón. Etapa en que no había obstáculos de billetes. Volvía a mi tierra de acogida. Me apetecía, sí, pero tenía que pasar por el túnel del silencio, hasta que llegué a Gijón, en un viaje que se hace interminable a partir de León, con una infraestructura ferroviaria del siglo XIX.
Hoy está nublado, pero hay algo de sol. Me siento débil. Contento de volver y muy bien recibido, pero me asaltan los miedos de que lo que he dejado atrás se quede en un hermoso sueño y tengo que luchar para que nuestra Santa Siesta no se lleve el proyecto que concebimos, unos cuantos, en Medina Sidonia.
Me siento débil, pero, sin saber de dónde,  sacaré las fuerzas, estoy convencido de que pondré las tripas y tengo esperanzas de que salga adelante. Esto es lo que te quería contar en nuestra cita de los miércoles; Épsilon en Medina Sidonia y yo en Villaviciosa, nos hemos comprometido en sacar en un mes la edición virtual de “Siempre nos quedará Paris” y lo vamos a hacer.
No estoy deprimido, solamente cansado. Julen y yo seguimos comiendo salmorejo, estoy aprendiendo y experimentando. 

domingo, 15 de mayo de 2016

Mi artículo de hoy

A la calle que ya es hora…
Carta a los ciudadanos que nos sentimos tan irritados como lo estábamos aquel 15 M.
.
Lo primero que me evocó el 15 M de hace un lustro es la canción del mismo título de Paco Ibáñez Pincha aquí si quieres verla 
https://www.youtube.com/watch?v=QPTKep_zQDs y aquellos maravillosos 60s. Yo no estuve en la actuación  en el Olimpia, me hubiera gustado, pero…, no impide que muchos comulguemos y seguimos haciéndolo, en esa fiesta. Aquí estamos, aunque no coincidimos en el Olimpia y ahora yo esté en Medina Sidonia, estamos.
Después me ha venido a la mente que cada vez que he vivido movidas guapas: en los 60s, en los noventas, el 15 M, los partidos del orden han ganado terreno  por el miedo que inyectan. Es un viejo instrumento y lo ilustra bien “La Grande Peur” que mantuvo un poder real desacreditado y corrupto frente a una nobleza insurgente y a un campesinado que está indignado.Picha aquí si te interesa  

Como anécdota te diré que la Revolución francesa produjo el I Imperio y que la “Commune ”, llevó al  III y éste a la V República. ¡Ay los miedos!
No quiero transmitir pesimismo, no. Solamente afirmo que tenemos que desactivar  el impacto del miedo. A la calle que ya es hora de que las demandas del 15 M estén en los programas de las Generales y para que estén incluidas en la gestión de lo que nos toca vivir. No nos engañemos, el miedo nos llega por causas supuestas. La Justicia no sabe o no puede pronunciarse sobre graves acusaciones que pesan sobre partidos que participan en las elecciones.
Tenemos que salir a la calle para pedir que se nos informe sin bulos y para que la Justicia se pronuncie con celeridad. Hay procedimientos que llevan años y afectan a los partidos del “Poder”. Que yo sepa no se ha iniciado proceso alguno referente a las gravísimas acusaciones vertidas contra otros partidos, sobre todo los emergentes.
Tenemos que salir a la calle para exigir nuestro derecho a estar bien informados, La justicia es un instrumento del Estado que debe garantizar ese derecho. No puede permitir que votemos manipulados, tiene que pronunciarse sobre los procedimientos que se eternizan y también sobre las graves acusaciones que alimentan los miedos. ¿Hay o no causas? Si las ha, ¿cuáles son los argumentos?
Todo está disparatado y nos parece normal lo que hay. No lo es. Los ciudadanos y las ciudadanas tenemos derecho a saber a quién votamos. Es un principio básico de la democracia. No se aplica. Podemos reivindicar que se aplique. No es un mero sueño, si salimos a la calle lo conseguiremos.
Mi mensaje es optimista, pese a la que nos toca vivir. Cuando consigamos destruir miedos habrá democracia y el Estado tiene instrumentos para eliminarlos. Los ejemplos citados, entre otros muchos que cualquiera puede citar muestran que no los utiliza, nos deja embarrados en el miedo. Seguimos indignados, pero aquí estamos. Algo haremos.


viernes, 13 de mayo de 2016

Nuestra cita cotidiana

Epílogo


Esta obrita tiene un final feliz y esperanzador. El alcalde puso la primera piedra: en cuanto me llegue la grabación del acto, que hizo el Ayuntamiento podrás ver y oír, pero hay cosas que no se pueden gravar y eso no favorece la transmisión de los elementos más vitales del milagro, porque lo hubo  y espero transmitírtelo en discurso, a falta de la imagen que falta en este borrador, por mi incompetencia , pero que estará en la edición definitiva de mis vivencias de Medina Sidonia, en virtual, que será la segunda piedra, que se podrá en breve, gracias a la convergencia de ciudadanos y de ciudadanos s que nos encontramos en la mestiza y fiera Medina Sidonia. Si se puede y lo vamos a hacer. Ayer tuve encuentros maravillosos que quieren salir en la obrita y que representan ese espíritu emprendedor que me fascina y que puedes ver en el borrador. He conocido durante mi estancia a muchas y a muchos, pero no he podido reunir datos o no los conocía como es el caso de los que conocí ayer. Tienen que estar en la edición y estarán. No puedo poner fecha, pero será en breve. En Medina Sidonia he encontrado emprendedores muy capaces, para ilustrarlo y preparar la edición virtual y yo voy a echar el hígado para que esté a la altura. Antes de irme, en los próximos días, tenemos que hacer el proyecto y ponerle fecha, de forma que no dejemos cabos sueltos y que las cosas funcionen como si estuviera aquí, aunque esté en Villaviciosa. Tengo que dejar de pisar el acelerador y concentrarme en adaptarme al ritmo y a los esquemas de mis cómplices en mi “tierra prometida”, Medina Sidonia. Es un sano ejercicio, pero no podemos dejar el proyecto para mañana, porque no entra en nuestras agendas de hoy.
El próximo lunes seré recibido por el alcalde. Tengo grandes esperanzas de este encuentro; el objetivo es, pecisamente el proyecto. Estoy seguro de que se aclararán muchas cosas sobre el proceso de creación, en Medina Sidonia, de un sello editorial que edite a los autores del perfil de escritura de la Duquesa Roja, que será la culminación de este sueño que compartimos los que estamos en ello, somos muchos, yo no hubiera podido hacerlo si no hubiera estado tan mimado.
En espera que me llegue el video de ayer y te pueda poner el enlace, tendrás que contentarte con mis discursos.
Pera este borrador no tiene solamente el final feliz de los cuentos de hadas, lo hicimos como los de la aldea de Asterix, Invité a los presentes a tomar algo en mi casa, el Duque y este nos deleitó con sus “caprichitos” para los amigos,; no eran horas de comer jabalí, pero yo creo que todos nos sentimos como en las fiestas de los “galos invencible"s. Al menos yo me sentí así.


jueves, 12 de mayo de 2016

Nuestra cita cotidiana

Segunda y última despedida. Falta el final de mañana


Aún no estoy en capilla, es la una menos cinco, llueve sobre mojado y a zarpazos. No es hostil, pero, te cuento si te pilla en plena cuesta. No he conseguido ofrecerte las imágenes prometidas, pero las tendré y saldrá la obra, que adecentara este relato, en virtual. Podemos hacerlo con dignidad en Medina Sidonia y lo vamos a hacer bien. Todo es cuestión de acoplar las agendas. Eso está hecho. Pase lo que pase, he obtenido complicidad en Medina Sidonia, para hacerlo, es un plan b  porque  la Feria, los aguaceros, las desgracias, obligaciones, chismes e imprevistos, podrían arruinar la presentación de esta tarde, mi ruedo aquí y ahora. Diario de Cádiz me ha confirmado haber puesto una pequeña nota en la edición de hoy  y que si les mandamos información y fotos del acto, saldrá en Cultura. Todo depende de la corrida a las ocho: Ser y Cope se han comprometido a hacerme una entrevista… hay contactos s; ya no solamente se habla de de esta cita cotidiana en el blog. o en medios fuera de Andalucía, como lo has podido comprobar en este blog, estoy adquiriendo contactos con personas implicadas en los medios de comunicación gaditanos. Es un paso. Pase lo que pase en el ruedo, se va a hablar de esta mini blog novela, y saldrá con mucha dignidad y se halará de esta presentación. Es ya un lujo y confirmo que en Medina Sidonia si se quiere buscar se encuentra y yo nunca me he sentido tan arropado.
Está claro que en el Duque hay curro; son profesionales, pero han nombrado a Juanita como representante de la marca. Quiere hablar de sus vivencias  relacionadas con la vejez.
No está dicho que no reunamos los suficientes asistentes para tener un debate sobre el tema, en presencia del alcalde, que me parece un receptor y Gestor. Ché se ha comprometido con que tendremos una grabación y Falsaria, entre otros, se han comprometido a difundirlo.
¿Por qué no iba a funcionar? No hace falta tanto y desde luego  el video circulará  en la precampaña. ¿Qué más se puede pedir? Yo estoy disfrutando mucho, estoy escribiendo una mini blog novela y vamos a  hacer el montaje prometido: borradores  transformados en relato cuidado y con imágenes, editado de momento en virtual.
Todo eso ya es un tiempo bien gestionado y me doy por contento con el pasito, estoy preparado para meterme en la tormenta y estoy seguro  de que todo saldrá bien: creo en el alcalde, en Che, en la marca El Duque, en Simón, en Noelia y en la larga lista de personas y de proyectos que  he encontrado en Medina Sidonia y que figurarán en la edición definitiva. Siempre se encuentra, si se sabe buscar, en Medina Sidonia
Esta mini novela blog tiene un final feliz, como ocurre siempre en los cuentos de hadas y soy  feliz como una perdiz. Hay que verlo como el milagro que se produce en “Esto es un infierno”. No  pasa muchas veces, pero pasa, el milagro que une energías limpias en proyectos sostenibles.
Ahí estamos, ese grupo diverso que he mencionado en el blog,  Cada uno en su sitio, respetando el sitio del otro y bien avenidos.
Mañana te contaré, como epilogo, lo que pasará a las ocho de la noche. Podría ser un final aún más feliz y que se pusiera la  primera piedra, podría ser que el proyecto no tenga cabida en las agendas del alcalde. En este caso, como ya he indicado, considero que ya hemos dado algunos pasos  y que continuaremos planteando el proyecto. Yo pienso venir en invierno, ya estamos negociando un acuerdo con Iván, de forma que mi estancia no me suponga la sangría actual.


miércoles, 11 de mayo de 2016

error de enlaces

picha en "Carlos Ortiz de Zárate and Medina Sidonia"

Nuestra cita cotidiana

Con un poco de ayuda de los amigos
Es mi primera conclusión en esta cita diaria,  y hoy, la de los miércoles. Estoy viviendo un milagro en Medina Sidonia. Mañana se pondrá la primera piedra de un proyecto de creación de sello que editara a autores del perfil de escritura de la Duquesa Roja, pero tenemos un poderoso rival: la  Feria; estamos en el corazón de la Janda.
Me siento en el ruedo y al mismo tiempo viviendo “aquellos maravillosos años”, pese  a mis 72 años y mis decadencias. El síndrome de Peter Pan me arrastra al ruedo, a mí que soy anti taurino.
Agradezco mucho la ayuda de los amigos de fuera, que han difundido el comunicado de prensa fuera de aquí, para que llegue aquí, donde la Feria acapara el interés.
En mi intervención anterior os había  facilitado el acceso al de Togladón
Y si pinchas Aquí
,  tendras acceso al de la Casa tia, en Canarias.
Puedes comprobar que se está hablando de nosotros fuera pincha aquí si quieres ver 

Todo eso es muy bonito, pero yo no habría podido entrar en el ruedo si no me habría sentido arropado y tampoco lo había hecho si no me hubiera sentido tentado.

El primer fruto

Pibcha aquís

martes, 10 de mayo de 2016

Nota de prensa

El acto sería el jueves,  12 de Mayo a las 20,00 h. en el Salón de Actos de la Biblioteca Municipal”, en Medina Sidonia.
El alcalde presentará a Carlos Ortiz de Zárate y a la cuarta novela del último, pese a la feria. Si quieres saber el por qué, basta con que eches una mirada al blog: http://carlos-ortizdezarate.blogspot.com.es/
Te lo puedo resumir, es la presentación de Carlos Ortiz de Zárate en  Medina Sidonia, con la presentación de su cuarta novela, Esto es un infierno; si te apetece un recorrido rápido sobre la misma pincha en  http://www.comunicae.es/nota/carlos-ortiz-de-zarate-vuelve-a-sacudir-el-mundo-editorial-con-esto-es-un-infierno-1127400/
Si quieres saber más, pincha en el blog. La estancia de Carlos Ortiz de Zárate en Medina es un sueño, Ché, la gestora cultural del Ayuntamiento lo escuchó y medió para que se produjera un encuentro con el alcalde. Se habló de proyectos. Esta presentación es una primera piedra. Carlos se ha comprometido a elaborar un boceto de su experiencia en Medina Sidonia a donde llegó el 22 de abril.
Hay compromiso y cumplimiento hasta ahora, de presentar un borrador de capítulo diario. Ya van algunos borradores, como puedes comprobar en el blog y hay decisión de dejar la obrita preparada para una edición virtual, con texto e imagen, en una semana. Será necesario trabajar en equipo, como puedes comprobarlo en el Blog, tres medios han publicado entradas de este blog, una perspectiva ilusionante de Medina Sidonia. Los medios que lo han publicado están aquí, pese al gran kilometraje que nos separa.
Hay una gran colaboración, hay personas, en Medina Sidonia y en otros lugares que harán posible que se produzca el "milagro"
Si tú eres uno de ellos y quieres más información, mi teléfono es 679974842 y tienes mi dirección en este mail.
Sinceramente

Carlos Ortiz de Zárate

lunes, 9 de mayo de 2016

Nuestra cita cotidiana


Ce n’est qu’un début.
El próximo jueves, a las 20 horas, el alcalde me presentará y yo presentaré mi última novela publicada, en el Salón de Actos de la Biblioteca Municipal de Medina Sidonia, será algo así como mi presentación oficial, aunque ya llevamos unos días de cita diaria y algunos ya nos vamos conociendo.

Hace un día muy desapacible y ya ves;  nuestra cita de hoy es en la calle, sin hora, pero en Medina Sidonia y en el artículo cita de ayer, yo al menos, llegué a la conclusión de que las mujeres que he tenido la suerte de conocer en Medina Sidonia saben gestionar y recuperar el tejido industrial que destruyen el uso y abuso del terratenientismo
Puedes ver en este blog que el texto de mi cita de ayer ha encabezado la portada de opinión en Sigo XXI y ha sido publicado en,  La Casa de mi Tía y “buscolú.
Ninguno de los medios es poderoso, pero tienen sus audiencias, Ce n’est qu’un debut, pero hemos hablado del gobierno y se nos ha dado espacio muy honorable, en tres medios informativos; ya no estamos solos.
Hay más; hay una “magia” en Medina Sidonia. Lo he mencionado ya en alguna ocasión .Aquí, si buscas encuentras. Tenemos que aprender a buscar aquí. Yo siento que voy aprendiendo y si logro adaptarme al ritmo de Medina Sidonia, creo que encajo.
Tengo que aprender a relajarme a adaptarme al ritmo y espero poder hacerlo. Tengo que hacerlo o mejor dicho, quiero hacerlo, porque, como María, he encontrado en Medina Sidonia, mi tierra prometida. Paso a paso se hace el camino y yo creo que yo he apretado mucho el acelerador. Voy con prisas.
Eso es lo que te quiero contar hoy. Tengo que adaptarme al ritmo y que dejar de pisar el acelerador.
La magia de esta tierra es muy diversa, yo te he contado mis trozos y estos irán adecuadamente ilustrados para evocar las otras miradas que circulan en las imágenes de la cuesta. Hoy me gustaría la mirada del proyecto de editar en papel.   Yo creo que podemos hacer un buen montaje virtual y esperar a encontrar personas con un proyecto capaz de ofrecer la edición en papel que necesitamos.

Paso  a paso, como invitaba Machado. ¿No es esto ya una magia? Te invito visitar los enlaces que he enviado a Che sobre algo de lo que se ha dicho de la novela, por si te apeteciera venirte o  (y) pronunciarte en el blog.

¿Cómo no sentirme arropado y retado en Medina Sidonia? yo estoy cumpliendo el reto de mostrar cada día mis miradas. Estoy cumpliendo y hoy insisto, mi primer objetivo es adaptarme al ritmo de Medina Sidonia, porque la música me suena bien, porque me siento relajado y porque quiero estar. Sobre todo porque comparto el sueño de esos hombres y mujeres que han protagonizado los precedentes capítulos, de diferentes procedencias, que generan empleo pese a…
Y yo, aunque esté mal decirlo, estoy aprendiendo.

Ya se ha publicado el artículo

Pincha en Siglo XXI  Picha en "La casa de mi tía" Pincha en Buscolu

domingo, 8 de mayo de 2016

Nuestra cita cotidiana en artículo


Hablemos del gobierno
Propongo un breve viaje a Medina Sidonia para quitarnos el lastre que nos meten los espectáculos políticos que nos ofrecen los grandes.

Estoy en Medina Sidonia y vivo los zarpazos que nos propinan  el postureo de los políticos y los rumores de la presencia, en uno de los latifundios que se encuentran en el término municipal, del ex jefe del Estado. Aquí hay un grupo variopinto de mujeres y hombres que hacen funcionar un proyecto para recuperar los puestos de trabajo que han desaparecido por el impacto del apoyo a los latifundios de las políticas del Estado o de la Unión Europea (La PAC). Te invito a un debate sobre el gobierno. Déjame que te cuente mi historia. Te explicaré por qué tengo confianza en que se forme gobierno tras las Generales de junio. Veo que estos hombres y mujeres que han venido de diferentes partes a Medina Sidonia, saben consensuar la gestión de una alternativa de creación de puestos de trabajo frente a la destrucción de los mismos que activa el latifundismo.

Habitación del hotel El Duque, Medina Sidonia, domingo, ocho de mayo, once 30.


Anoche dormí muy bien, pero, al despertar, a las nueve treinta, me he llevado un buen chasco; sigue lloviendo y es difícil encontrar bares abiertos, un domingo lluvioso, a esas horas. Haberlos "““““haylos””””", como decía Fraga a propósito de las brujas. No me ha sido difícil encontrarlo, claro que después  de pasar por muchos cerrados y de aguantar chaparrón inesperado y retrasos en mis agendas. Hoy  estaré atrapado, como muchos, por la lluvia, en Medina Sidonia. Aquí uno encuentra si sabe buscar.
Hoy, por las circunstancias que expreso en mi blog,  me encontraba con la historia de María y con las imágenes de muchas mujeres que me han impresionado en Medina  Sidonia. Los interesados pueden consultarlo en el blog. Veo cada día varias veces a la señora de Arcos de la Frontera  que creó con un jerezano, en Medina Sidonia, la marca el Duque. Empezaron de la nada y hoy tienen una empresa que recupera unos cuantos puestos de trabajo, y lo que es más, han creado escuela; algunos de sus antiguos trabajadores han abierto su propios establecimientos en la zona. También los hijos están trabajando la marca. Ella está aquí, el “Duque”  está en Jerez, en su stand de la feria. Lo hace porque está ella y porque están sus hijos. ¿De cuántos puestos de trabajo estamos hablando?

No es la de Arcos de la Frontera la única mujer que me ha impresionado en Medina Sidonia, los seguidores de mi blog lo saben y tú puedes consultarlo hay una buena lista que empieza por la gestora cultural del Ayuntamiento y muchas otras, que incluyen al personal del hotel o a clientas. Todas ellas tienen claro el proyecto y se lo curran. Serían un buen ejemplo para los políticos y para las políticas. 

sábado, 7 de mayo de 2016

Nuestra cita cotidiana

Los de aquí y los de allá

Terraza del Bar Simón, Sábado siete,  14,50
He  llegado con la lengua fuera y flagelándome. Tanto yo como María y Juan, hemos llegado al mismo tiempo, aunque habíamos quedado a las dos de la tarde, con el fin de evitar que Simón y Natalia mantuvieran el bar y  el restaurant abiertos hasta las tres de la tarde, para atender a los fieles clientes entre los que nos encontramos Julen y yo   Julen y yo y estoy seguro que tú también lo estarías. Estos tres nuevos mosqueteros que pretendían redimir a Simón y a Noelia, ansiosos por unirse a las celebraciones de una boda familiar; uno de esos raros momentos en que se reúne la familia. Hemos terminado a las cuatro  de la tarde. Hemos chuleado una hora al Simón que pretendíamos rescatar
Yo venía muy mal.  No es que me encontrara mal, nada de eso, he pasado una noche, excelente y todo iba bien hasta que me he quedado atrapado por el cambio de móvil, que he hecho hoy,  para poder ofrecerte fotos, por ejemplo. El único problema, aquí y en Lima, es que la tienda estará cerrada hasta el lunes y por fácil que me ha parecido, cuando me lo han explicado, no consigo recibir o enviar llamadas. Conozco gente que se la monta bien en esto, pero están ocupados en este momento. Tendré que aprender. En Epulón son muy pacientes para escuchar, yo tengo que adoptarme al horario y aprender a comunicar. Entre tanto, tengo este blog y me sigue apetecido acudir cada día a esta cita y contarte mi vivencia de Medina Sidonia.
María y Juan se han cargado mi paranoia  que traía.
-Se espera al lunes si no encontramos a alguien  que lo puede resolver antes.
Juan es ciego, pero me parece que compartimos algunos de los candidatos, el tiene más, pero tanto los suyos como los míos están más liados que una morcilla. Noelia y  Simón se lo hacen con la manga, pero hace falta mucho morro para agobiarlos a las cuatro de la tarde,
Se esfumaron como por encanto mis trabas: Veo a María, la pareja de la que se siente orgulloso Juan. Se conocieron, hace tres años en el programa “Juan y Medio”. Desde entonces viven en pareja. Para María, Medina Sidonia es la “tierra prometida”.
Gestiona lo que toca y mantiene la sonrisa. Ensombrece el martirio, pero sus espaldas lo delatan.
¡Qué te voy a contar!  Los tres que dábamos el coñazo A Simón, a las cuatro de la tarde, somos incapaces de utilizar el nuevo teléfono. Es fácil, sin embargo, para Noelia, Simón y para todos los que conocemos, que cargan ya con su propio a gobio.
He hablado un rato a solas con María. Compartíamos un buen trecho de ruta. Me he sentido muy a gusto, pero había una agenda. ¿Qué quieres? Una imagen de María vale más que mil decursos. La mirada de María tiene mucho que decir. Siento no poder mostrarlo y  prometo que a partir del lunes me pongo al día y esto empieza.
Alienes, al menos dos, me preguntaban si yo espero, a mi edad, ver funcionando este loco proyecto en que me he metido. Las miradas de Noelia, de Simón de María, de Iván, de tantas y de tantos otros que voy mencionando en este breve testimonio me dicen, a su manera, que no tengo otra alternativa, que estoy donde tengo que estar cuando tenía que estar y haciendo lo que tengo que hacer. Si, tengo ese apoyo en esas miradas y estoy muy a gusto, eso es Medina Sidonia; la mezcla histórica del territorio, que se produce en cada momento en estas voces y en otras, como ocurre cada tarde del Viernes en el bar Central, cuando se reúnen los girigaditanos. Una pena que el  Bar no estuviera aún abierto. La cordobesa María, los no sé qué, que somos Julen,  yo,  y creo que tú, siempre hemos sido   exquisitamente recibidos, y hubiera sido resuelto el problema tecnológico, bueno, cuestión de agenda. Estaba cerrado y yo tenía que contártelo, como prometido, en nuestra cita.

Recuerda que es un borrador y que ya no puedo más.

viernes, 6 de mayo de 2016

Nuestro encuentro coridiano. perdona si hay repeticioses, no nontrolo bien hoy a Blogge

¡Siempre nos quedará París!

Reservado para los amigos del hotel el Duque, 10 de la mañana del seis de mayo de 2016.
Me esperaba  Jerónimo Estudillo Calderón en la barra del Duque cuando he bajado a desayunar. Desde que llegue al hotel compartimos el desayuno. . El toma carne de cerdo en manteca, yo un trozo de melón y,  claro, Julen ha preferido el trozo de carne de cerdo, limpio de manteca,  que le ha ofrecido Jerónimo, Nomo para los amigos entre los que tú y yo nos encontramos. Ha puesto mala cara cuando se ha enterado de que tenía” mandados”.
_Yo tengo que hablar con este hombre, los haré después…
-No te tomará mucho tiempo… y…
Iván me mira, no pronuncia palabra, pero comprendo.
-Yo espero, no te preocupes
Claro que estaba dispuesto a esperar. Yo también quería hablar con Jerónimo. Me encontraba bloqueado para escoger el flash de hoy. Me ronda el temor de no poder cumplir; por lo pronto no ofrezco aún las imágenes que había prometido y estas son cada vez más necesarias.
Al regreso de Jerónimo, Iván nos ha compensado, instalándonos, en la joya de la corona, dándome folios y boli y espacio para que mi compañero pudiera extender lo que había traído. En primer lugar, un regalo: Los anarquistas de Casas Viejas de Jerome R.  Mitz, después viejas fotos, recortes de páginas y una bandera republicana que cubría su pecho y ocultaba “por respeto”:
-Esto siempre estará en mi corazón; la hizo mi madre uniendo los pedazos de tela que encontraba.
Es como un milagro, me admira que esa mujer lo lograra en una dictadura que le había arrebatado lo poquito que tenía.
Como si me leyera el pensamiento, ha hablado de “La Nana de la cebolla” y de “Elegía a Ramón Sije  pincha si te apetece escuchas
Este hombre me ha dado el título a esta obrita: “Siempre nos quedará Paris”, ese recuerdo que alimenta la película Casablanca. Momo lo evoca en Medina Sidonia, y me ha transmitido la imagen que lleva dentro. La lleva, ya lo creo, así como lleva la lucha por conseguir que los ciudadanos, sin dejarse influir o intimidar, decidan si optan por monarquía o República, el opta por la Constitución de la II República, pero aceptaría los resultados de las urnas.
Los documentos que me ha traído  muestran la riqueza del territorio desde la época musulmana hasta los años cuarenta. Sabemos la riqueza en épocas anteriores entre otras cosas por la villa romana cuyos restos en la Ermita de los Santos Mártires,  nos mostró y explicó, tan elocuentemente, Carlos.
Los datos de Momo son vivenciales. Ellos eran pobres, porque, desde el principio de la dictadura, Franco y los latifundistas de la zona habían reservado esta tierra para sus cacerías y su crianza de toros de lidia. Las malas políticas de la PAC, que favorecen a loss latudundisas,  y los recortes, han hecho el resto. Eso no va con el París de Casablanca, pero  Nomo conoció  varias fábricas que procesaban los productos locales, incluso una central que producía electricidad para el territorio. Había producción agrícola y fructífera de calidad. Había trabajo. Pero Franco, el rey emérito, la aristocracia, los políticos y otros privilegados , necesitan sus cotos privados de caza y  los servicios de los que le ponen a tiro la pieza y cargan con las mismas y con lo que necesiten los cazadores. Los pequeños agricultores se han ido, las fábricas que procesaban los productos que les proporcionaban los que se van, han cerrado-  Quedan los alfajores y otras delicias en que Medina Sidonia es exquisita, el encanto de Medina Sidonia, que crea puestos en el sector servicios, pero no hay trabajo para tantas manos o pan para tantas bocas. Nomo e Iván confían en el actual alcalde.  Yo también lo hago.
Nomo sentencia sin darse aires.
-  No es fácil, Medina Sidonia tiene el latifundio más grande de España. Está dedicado  a la caza: perdiz, conejo, liebre, corzo.. para el gozo de los poderosos, vale, pero no pueden robarnos nuestro Paris, el de Casablanca, la prueba es que dos viejos estamos dando caña.
Lo dice y señala la bandera que le hizo su madre. Añade.
-Es un sueño que me acompañará mientras viva- sentencia y añade

-Aporto mi granito de arena y otros lo están haciendo. Hay pasitos y seguimos dándolos. Es poco, pero suficiente para que hayas venido y te sigas quedando… 

Nuestra cita cotidiana


Siempre nos quedará París





Carlos García de Paredes Núñez de Prado.

Hotel el Duque, Medina Sidonia, cinco de mayo de 2016, seis de la tarde

Tengo una semana para contarte por qué me sigo quedando en Medina Sidonia desde el pasado veinticuatro de Abril. Hasta ahora mis viajes, por largo que fuera el recorrido, han sido de una media de tres días. Aquí, tras mi entrevista con el alcalde esta mañana, he decidido quedarme, al menos dos semanas más y puedo permitírmelo, puesto que el Hotel el Duque y el restaurant Simón me han acogido como de la familia y me ofrecen tarifas que puedo pagar sin dejar mi cuenta sin provisiones.
Me quedo porque me apetece quedarme, me lo puedo permitir y porque siento que puedo encajar. Estoy viviendo un sueño que quiero compartir contigo a través de las imágenes que han marcado mi querencia. Yo quiero estar aquí y ahora.
No puedo darte todos los flanes que han marcado mi querencia y mi esperanza de encajar. Por desgracia hacía mucho tiempo que no he sentido eso y tengo mucho que contarte. La semana de plazo  y el formato que me he impuesto no me lo permiten
Tengo que limitarme a los que más me han impactado y el que más lo ha hecho, en mi situación  expuesta en el prólogo, ha sido Carlos, el ermitaño que está preparando su retiro de la ermita de los Santos Mártires.
¿Por qué me impresionó? Porque es un octogenario que no dejará de ser ermitaño, lo seguirá siendo en un lugar más seguro, porque la ermita tiene objetos que atraen codicias, y está aislado. Peligroso para un ciudadano o ciudadana. Sí, la ermita ha sido su casa desde el 2000, pero no es porque se va que Carlos la abandona. He tenido el privilegio de ser su huésped y su auditorio, el pasado martes, gracias a Che, la gestora cultural del Ayuntamiento que me recibió, el día siguiente de mi llegada. Os contaré cosas sobre ella, el Ayuntamiento y el alcalde, que tendrán sus capítulos, lo mismo que otros personajes que os iré nombrando,
Ahora le toca a Carlos, más bien al impacto de éste  en mi situación. Carlos es un excelente anfitrión y maestro. Te he contado en el prólogo que a mi llegada sentía el dardo de la afirmación de que los que hemos alcanzado la setentena no deberíamos asumir responsabilidades. No veo un octogenario en Carlos. Nos ha adoptado a Julen y a mí. Para Carlos no hay sagrados excluyentes y me ha pedido que liberara a mi compañero. Llegó una familia encantadora, nos sentimos todos en casa y Carlos, sin pestañear o recurrir a notas, sin sacralizar, pero con un profundo respeto, dio vida a cada trozo, que proviene  del imperio Romano, de la ermita visigótica, de la mezquita… y hasta de Filipinas. Un paseo riguroso, como hay pocos, sin postureo, con cercanía.
Carlos no tiene un gramo de decadencia. Yo siempre he tenido que apoyarme en notas para evitar lapsus en mis discursos o clases;  no he tenido que esperar a alcanzar la setentena. Me fui con su libro Ermita de los Santos Mártires  y me facilitó la compra de una caja de vino “Hacienda la Parilla Alta”, un excelente tinto joven de Cádiz a precio muy accesible.
¿Alguien puede afirmar que Carlos no es un excelente gestor o que se corte? Cuando termine su mudanza, Carlos viajará a Japón. No es porque sea octogenario, sufra de insomnio o deje el aislamiento que Carlos haya desertado de algo  o que  deje de ser un excelente gestor de lo que nos  toca vivir. Asume responsabilidades, ya lo creo. No he vuelto a verle o a la entrañable familia con la que compartí la visita. Me queda su libro y su caja de vino. Los del Duque me han proporcionado una copa para que lo disfrute en mi habitación.

¡Siempre nos quedará París!

Reservado para los amigos del hotel el Duque, 10 de la mañana del seis de mayo de 2016.
Me esperaba  Jerónimo Estudillo Calderón en la barra del Duque cuando he bajado a desayunar. Desde que llegue al hotel compartimos el desayuno. . El toma carne de cerdo en manteca, yo un trozo de melón y,  claro, Julen ha preferido el trozo de carne de cerdo, limpio de manteca,  que le ha ofrecido Jerónimo, Nomo para los amigos entre los que tú y yo nos encontramos. Ha puesto mala cara cuando se ha enterado de que tenía” mandados”.
_Yo tengo que hablar con este hombre, los haré después…
-No te tomará mucho tiempo… y…
Iván me mira, no pronuncia palabra, pero comprendo.
-Yo espero, no te preocupes
Claro que estaba dispuesto a esperar. Yo también quería hablar con Jerónimo. Me encontraba bloqueado para escoger el flash de hoy. Me ronda el temor de no poder cumplir; por lo pronto no ofrezco aún las imágenes que había prometido y estas son cada vez más necesarias.
Al regreso de Jerónimo, Iván nos ha compensado, instalándonos, en la joya de la corona, dándome folios y boli y espacio para que mi compañero pudiera extender lo que había traído. En primer lugar, un regalo: Los anarquistas de Casas Viejas de Jerome R.  Mitz, después viejas fotos, recortes de páginas y una bandera republicana que cubría su pecho y ocultaba “por respeto”:
-Esto siempre estará en mi corazón; la hizo mi madre uniendo los pedazos de tela que encontraba.
Es como un milagro, me admira que esa mujer lo lograra en una dictadura que le había arrebatado lo poquito que tenía.
Como si me leyera el pensamiento, ha hablado de “La Nana de la cebolla” y de “Elegía a Ramón Sije”,Picha si quieres escuchar  

Este hombre me ha dado el título a esta obrita: “Siempre nos quedará Paris”, ese recuerdo que alimenta la película Casablanca. Momo lo evoca en Medina Sidonia, y me ha transmitido la imagen que lleva dentro. La lleva, ya lo creo, así como lleva la lucha por conseguir que los ciudadanos, sin dejarse influir o intimidar, decidan si optan por monarquía o República, el opta por la Constitución de la II República, pero aceptaría los resultados de las urnas.
Los documentos que me ha traído  muestran la riqueza del territorio desde la época musulmana hasta los años cuarenta. Sabemos la riqueza en épocas anteriores entre otras cosas por la villa romana cuyos restos en la Ermita de los Santos Mártires,  nos mostró y explicó, tan elocuentemente, Carlos.
Los datos de Momo son vivenciales. Ellos eran pobres, porque, desde el principio de la dictadura, Franco y los latifundistas de la zona habían reservado esta tierra para sus cacerías y su crianza de toros de lidia. Las malas políticas de la PAC, que favorecen a loss latudundisas,  y los recortes, han hecho el resto. Eso no va con el París de Casablanca, pero  Nomo conoció  varias fábricas que procesaban los productos locales, incluso una central que producía electricidad para el territorio. Había producción agrícola y fructífera de calidad. Había trabajo. Pero Franco, el rey emérito, la aristocracia, los políticos y otros privilegados , necesitan sus cotos privados de caza y  los servicios de los los que  ponen a tiro la pieza y cargan con las mismas y con lo que necesiten los cazadores. Los pequeños agricultores se han ido, las fábricas que procesaban los productos que les proporcionaban los que se van, han cerrado-  Quedan los alfajores y otras delicias en que Medina Sidonia es exquisita, el encanto de Medina Sidonia, que crea puestos en el sector servicios, pero no hay trabajo para tantas manos o pan para tantas bocas. Nomo e Iván confían en el actual alcalde.  Yo también lo hago.
Nomo sentencia sin darse aires.
-  No es fácil, Medina Sidonia tiene el latifundio más grande de España. Está dedicado  a la caza: perdiz, conejo, liebre, corzo.. para el gozo de los poderosos, vale, pero no pueden robarnos nuestro Paris, el de Casablanca, la prueba es que dos viejos estamos dando caña.
Lo dice y señala la bandera que le hizo su madre. Añade.
-Es un sueño que me acompañará mientras viva- sentencia y añade

-Aporto mi granito de arena y otros lo están haciendo. Hay pasitos y seguimos dándolos. Es poco, pero suficiente para que hayas venido y te sigas quedando… 

jueves, 5 de mayo de 2016

Nuestra cita cotidiana

Carlos García de Paredes Núñez de Prado.

Hotel el Duque, Medina Sidonia, cinco de mayo de 2016, seis de la tarde

Tengo una semana para contarte por qué me sigo quedando en Medina Sidonia desde el pasado veinticuatro de Abril. Hasta ahora mis viajes, por largo que fuera el recorrido, han sido de una media de tres días. Aquí, tras mi entrevista con el alcalde esta mañana, he decidido quedarme, al menos dos semanas más y puedo permitírmelo, puesto que el Hotel el Duque y el restaurant Simón me han acogido como de la familia y me ofrecen tarifas que puedo pagar sin dejar mi cuenta sin provisiones.
Me quedo porque me apetece quedarme, me lo puedo permitir y porque siento que puedo encajar. Estoy viviendo un sueño que quiero compartir contigo a través de las imágenes que han marcado mi querencia. Yo quiero estar aquí y ahora.
No puedo darte todos los flanes que han marcado mi querencia y mi esperanza de encajar. Por desgracia hacía mucho tiempo que no he sentido eso y tengo mucho que contarte. La semana de plazo  y el formato que me he impuesto no me lo permiten
Tengo que limitarme a los que más me han impactado y el que más lo ha hecho, en mi situación  expuesta en el prólogo, ha sido Carlos, el ermitaño que está preparando su retiro de la ermita de los Santos Mártires.
¿Por qué me impresionó? Porque es un octogenario que no dejará de ser ermitaño, lo seguirá siendo en un lugar más seguro, porque la ermita tiene objetos que atraen codicias, y está aislado. Peligroso para un ciudadano o ciudadana. Sí, la ermita ha sido su casa desde el 2000, pero no es porque se va que Carlos la abandona. He tenido el privilegio de ser su huésped y su auditorio, el pasado martes, gracias a Che, la gestora cultural del Ayuntamiento que me recibió, el día siguiente de mi llegada. Os contaré cosas sobre ella, el Ayuntamiento y el alcalde, que tendrán sus capítulos, lo mismo que otros personajes que os iré nombrando,
Ahora le toca a Carlos, más bien al impacto de éste  en mi situación. Carlos es un excelente anfitrión y maestro. Te he contado en el prólogo que a mi llegada sentía el dardo de la afirmación de que los que hemos alcanzado la setentena no deberíamos asumir responsabilidades. No veo un octogenario en Carlos. Nos ha adoptado a Julen y a mí. Para Carlos no hay sagrados excluyentes y me ha pedido que liberara a mi compañero. Llegó una familia encantadora, nos sentimos todos en casa y Carlos, sin pestañear o recurrir a notas, sin sacralizar, pero con un profundo respeto, dio vida a cada trozo, que proviene  del imperio Romano, de la ermita visigótica, de la mezquita… y hasta de Filipinas. Un paseo riguroso, como hay pocos, sin postureo, con cercanía.
Carlos no tiene un gramo de decadencia. Yo siempre he tenido que apoyarme en notas para evitar lapsus en mis discursos o clases;  no he tenido que esperar a alcanzar la setentena. Me fui con su libro Ermita de los Santos Mártires  y me facilitó la compra de una caja de vino “Hacienda la Parilla Alta”, un excelente tinto joven de Cádiz a precio muy accesible.
¿Alguien puede afirmar que Carlos no es un excelente gestor o que se corte? Cuando termine su mudanza, Carlos viajará a Japón. No es porque sea octogenario, sufra de insomnio o deje el aislamiento que Carlos haya desertado de algo  o que  deje de ser un excelente gestor de lo que nos  toca vivir. Asume responsabilidades, ya lo creo. No he vuelto a verle o a la entrañable familia con la que compartí la visita. Me queda su libro y su caja de vino. Los del Duque me han proporcionado una copa para que lo disfrute en mi habitación.



miércoles, 4 de mayo de 2016

Invitación a una cita diaria

A continuación el primer borrador del prologo de la obra breve que he mencionado. Desde que Raja esté preparado para ofreceros las imágenes, estas acompañaran mis textos, mientras tanto, cada día, te ofreceré un capítulo-

Hace muchas décadas que quería conocer Medina Sidonia. Tengo que reconocer que el origen de mi sana apetencia provenía del título de la Duquesa Roja, que, pese a ostentar el título hereditario más antiguo de la corona de Castilla y poseer por títulos tres grandezas de España, estaba en mi campo de batalla, el rojerío en el que ambos hemos envejecido, sin hacernos nunca mayores. Es la persona que siempre he querido conocer, pero nunca hemos coincidido, ambos somos trotamundos. Isabel, pese a ello se me ha mostrado en su obra. No creo que mis escritos le hayan llegado a ella, pero, con toda modestia, me encantaría conocer a su viuda, o al menos llegue a la última este mosaico de mi estancia en Medina Sidonia.
Yo he aprendido mucho de la Duquesa Roja. Me gustan los géneros de la crónica y de la historia y ella es una maestra en ambos. Yo no he tenido sus vivencias y sus archivos y he empezado a practicar la escritura creativa desde mi jubilación. Espero que me quede vida para cumplir mi asignatura pendiente. Lo que quería hacer de niño, pero no podía porque tenía que buscarme la vida Ahora no tengo que luchar por obtener los sexenios, otorgados por “méritos de investigación, que me daban dinero, solvencia y un poquito de autoestima. Era mi supervivencia, aunque me había prometido relajarme cuando lograra la plaza,
¿Por qué te cuento esto? ¡Respira! No se trata de contarte mi vida. Trato simplemente de explicarte mi perspectiva con la que llegué, el pasado 24 de abril. Sabía que la residencia de la duquesa estaba en Sanlúcar y que allí se encuentran los archivos, pero Isabel me había transmitido en sus escritos un cariño por Medina Sidonia. Por los espacios, no por los latifundios que la rodean. Por la gente y no por los “señoritos”. Veía un señorío sano, franco, cargado de mestizajes y castigado, pero bravo y leal.
Llegué muy cargado. Había pasado unos días con mi hermana, a mi paso por Madrid, en mi viaje desde Villaviciosa. Había dejado Villaviciosa muy deprimido; llevaba semanas muy flojas de escritura y esta es la mayor parte de comunicación. En Villaviciosa es muy difícil para mí comunicar más allá de los saludos o el excelente trato que recibo de mis proveedores. Es mi tierra de adopción, pero si puedo, pasaré los inviernos en Medina Sidonia.
Te lo cuento para que sepas cómo llegué; deprimido y obsesionado por la certeza con que mi hermana afirmo, Durante mi corta estancia en su domicilio, en mi viaje a Medina Sidonia. Defiende a capa y espada que los que hemos pasado la sententena no debemos asumir responsabilidades. Me pilló muy débil y me acojonó.
Todo cambio desde que llegué a Jerez, el 24 de abril, a las 14,30.
Hoy, cuatro de mayo, he pagado una semana más en el hotel Duque.
Eso es lo que te quiero contar. Lo que está pasando por mí, para alargar mi estancia en Medina Sidonia. Es algo que quiero compartir contigo. En lo que me quedaré, aún no lo sé, estoy muy a gusto, me he comprometido con mi amigo, el fotógrafo que aportará la imagen de mis breves escritos y que preparará una edición rústica, a que esté terminado en una semana. Tengo que mostrarme a mí mismo que los mayores de la sententena podemos asumir responsabilidades.
Es de bien nacidos ser agradecidos. En Medina Sidonia me he visto liberado de mis trabas y he sido muy bien acogido, quiero mostrar mi agradecimiento. También quiero rendir un homenaje a la duquesa Roja, que tanto me ha enseñado.

Quiero compartirlo contigo. ¡Estoy tan bien!  

Nuestra cita de los miércoles

Estos días está soplando con fuerza el Levante. Es un inconveniente, me roba el sombrero que me regaló Ángel, el cocinero de la Villoría y tengo que correr para no perder un regalo tan preciado como necesario. El sol no perdona. Tenía la cara quemada cuando volví a la Villoría el lunes 25. Ángel me puso el sombrero y Gina y Noelia me traían, en sus respectivos turnos, el buen aceite de oliva de la tierra para cuidar mi piel. Ya la tengo curada y he cogido un color que te daría envidia.
El Levante no es tan grave inconveniente, se lleva la humedad que castiga a toda la provincia del soleado Cádiz y luego, todo se soluciona, ya he indicado que en Medina Sidonia lo único difícil es encontrar razones para amargarse.
No puedo instalarme en las terrazas de los bares o restaurantes, pero siempre encuentro espacios protegidos que aceptan, con gusto a mascotas y fumadores. Ya me he olvidado de la exclusión o de sentirme frustrado por falta de recursos.
Estoy encantado en el Duque, Julen y yo formamos parte de la familia; no nos falta de nada, nos dan cariño y tienen cocina excelente. Nos hacen buenos precios y tienen una terraza muy protegida en la que gozamos de excelente compañía, he decidido quedarme una semana más, será la segunda, después veremos si mi banquero me permite ampliar una semana más…
Tengo muchas cosas que contarte. He conocido a mucha más gente interesante de la que hubiera podido esperar, por ejemplo a Simón  y Noelia, su  hija;  nos han adoptado a Julen y a mí. Todos los días nos preparan salmorejo y después segundo plato y postre. Regalan a Julen su salmorejo y con mi segundo plato, comemos los dos y cena él. Estamos excelentemente alimentados, tienen excelentes postres y el todo me sale por 10 euros.
Conocí este restauran, que te aconsejo, por pura casualidad; está frente al BBVA.
Ayer necesitaba escanear y enviar varios documentos para poder enviar mi artículo  “Tomelloso, Cervantes y Shakespeare”, que podéis leer en este blog, al XXI certamen de artículo periodístico  Juan Torres  Grueso.  Para que veas que  todo es fácil en Medina Sidonia: en Épsilon PC,  muy cerquita del hotel el Duque, Daniel y Paco se ocuparon de escanear y enviar los documentos requeridos, Se pasaron un buen rato y pude enviar lo necesario para participar en el concurso, cuyo plazo de presentación termina hoy. No quisieron cobrarme.
Al salir del comercio, entré en uno contiguo. Un fotógrafo, Rafa: Pincha aquí si quieres conocer algunos de sus trabajos  Nos pasamos el resto de la tarde charlando. Además de excelente fotógrafo, hace ediciones y decidimos hacer una  que mezcle mis vivencias  en Medina Sidonia con sus fotos.
Esta mañana, cuando desayunaba en el Duque, he tenido una larga conversación con Jerónimo; este hombre es una mina: se conoce la historia del ducado de Medina Sidonia, es un excelente artesano. Militábamos en el mismo partido cuando luchábamos contra el franquismo y ahora votamos IU. Una delicia de hombre, pero los recortes le han afectado mucho, como ocurre con Rafa.
Esa es la cara  amarga de Medina Sidonia. Así te lo cuento. Como bueno; mañana, a las once, seré recibido por el  alcalde.


lunes, 2 de mayo de 2016

Mi arículo de hoy

Tomelloso, Cervantes  y Shakespeare
Tomelloso muestra una salida a la crisis de la UE. ¿Hay mejor conmemoración del  IV centenario de Cervantes?

Este IV centenario de las muertes de “los más grandes” me ha hecho reflexionar y no porque me sintiera picado, como los que lamentan que las celebraciones en el Reino Unido dejan en agua de borrajas las españolas. La causa ha sido Tomelloso.
Reconozco que nunca he podido leer el “Quijote”; el abuso de este libro como fuente de textos para dictados y para castigos, en aquellos tiempos en que era dogma “la letra con sangre entra” me ha dejado huella. Después Pierre Burdieu me hizo ver la sociología que surge de la bipolaridad de los discursos del hidalgo y de su escudero. Me sentí interesado, pero los malos recuerdos de mi infancia  moldean mis apetencias de lectura; me gusta el “Quijote” que me ofrece Le métier du sociologue y me quedo paralizado en la lectura de la primera frase: “En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme…”, que se me ha quedado clavada en las entrañas, a base de dictados, castigos, caligrafía y golpes.
Con esta aclaración es comprensible que me fijara en Tomelloso; un municipio muy pragmático que ha sabido evolucionar y mejorar sus “valores” y que goza de buena renta per cápita .Para conseguirlo se  alejó del monocultivo de la vid por la diversificación de productos de calidad agrícolas y ganaderos, y ha expandido la actividad en los sectores de industria y servicios. Todo el proceso ha seguido un pragmatismo: Ahora los productos de Tomelloso se procesan allí y crean empleos en los sectores secundario y terciario. Hay un sello Tomelloso y el municipio tiene demanda.
El territorio supo aguantar bien la primera parte de la crisis que sufrimos, aunque el quijotismo empujó a meterse en la trampa de la “burbuja inmobiliaria” y esta flaqueza tuvo un precio, el municipio aguantó el temporal hasta 2010, pero, a partir del impacto de la austeridad, quedó tan maltrecho que el informe del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CESIC)  considera que en el periodo 2010/2013, el municipio  figura entre los diez españoles que más afiliados a la Seguridad social han perdido.
En los tiempos en que tuve la suerte de tener a Bourdieu como profesor aprendí que una imagen vale más que mil discursos. Tomelloso ha hecho mi imagen de Don Quijote de la Mancha, en la lectura de Bourdieu.
El problema no es el proyecto de Tomelloso, sí lo es el austericidio. Es una lectura del Quijote, que debería hacernos pensar en la precampaña de las Generales. El binomio Don Quijote Sancho funciona pese a todo;  el actual gobierno municipal está minimizando los efectos de los recortes y tratando de mejorar el proyecto, muy acertado, a mi manera de ver, de desarrollo de Tomelloso.

No creo que la conmemoración del IV centenario sea más impactante en el Reino Unido que en España. El proyecto de desarrollo de Tomelloso  es mucho más útil para que los votantes europeos vean que hay salida a la crisis de la UE, como lo mostró Bové y lo muestra ahora Tomelloso. ¿Hay una forma mejor de conmemorar el IV centenario de Cervantes?