Radio de los 60s

martes, 5 de septiembre de 2017

Nuestra cita cotidiana

La Viki y el honor de l@s gitan@s


Villaviciosa, cuatro de septiembre, 18h, 31


Lola me dejó sin palabras. Su cantinela racista es de sobra conocida. Me extrañó en ella y me preocupó al recordarme que hay bloques en los bloques y la eficacia de  la rumorología y de la Santa Inquisición. Mi silencio se debía a Viki. Estaba decidiéndome  a usar mi viejo coche después de un año sin conducir,  y a meterme en una historia inventada por mí e interpretada por Lola.
El caso es que esta mañana, a las 10h 30 he encontrado a Viki. Oles es pequeño, está habitado por artistas, artesan@s y por privilegiad@s. No se ve riqueza. Se siente humanidad. Todo el mundo conoce a Viki. He aparcado el coche cerca de la higuera. He cogido provisiones para el camino. Estaba con la boca llena cuando una voz me ha invitado a entrar. Las puertas están abiertas y no me ha dado tiempo a tragar el último higo. Todo  sobrio y minimalista. Me he sentido  cómodo y muy bien acogido por una trabajadora que no ha sido excluida del “Paraíso Terrenal”. Me ha pasado  el porro. Así han sido conversación y situación.
-          No te incomodes por mi trabajo. Ahí tienes mi sillón preferido. Mira si ves algo que te apetezca en la nevera. Aquí hay infusión  de flores y plantas que recojo y seco–Señala una mesita sobre la que hay tetera y dos tazas_ Lola me llamó anoche. Te esperaba antes…
La hierba que estaba  fumando es como la de entonces y así ocurrió con el viaje. Mi interlocutora capta y da buen rollo.
-      -    La siembro yo y sé lo que fumo y lo que comparto. No es tu caso. Lo sé.
¿Es miedo? ¿Son ganas de saber más? : no estoy realmente tranquilo. Su cara de satisfacción me dice que está logrando esculpir y respetar la piedra. ¿Cómo pensar que alguien así pudiera entrar en los juegos de Lola?
-No parece que me reconoces- ha dicho como si quisiera echar más petróleo al fuego. No es eso. Me echa un capote- Nos conocimos en La Torre. En aquella época yo vendía los pollos que criaba  sueltos y que preparaba  en mi cocina de leña. Estábamos en la barra vosotros –se refiere a Julen y a mí-, Lola y el tipo que te quiso partir la cara.
Lo recordé. Tuvimos una conversación muy agradable hasta que el tipo en cuestión se puso borde y tuvo que intervenir Chiri. Me fui con “el rabo entre las piernas”… Me había quedado en eso.
-          Te contaba mi proyecto de supervivencia. Me diste todos los parabienes. Te di una tarjeta. Prometiste que cuando tuvieras invitad@s o fueras invitado, me llamarías…
Me preparaba a escuchar más reproches a medida que Viki y la agradable conversación que tuvimos surgían de las tinieblas.
-          Perdí la tarjeta.
-          Y el recuerdo. Como era bonito, teníamos que volvernos a encontrar. No te preocupes por la tarjeta. Lo dejé. Había calculado muy mal. Alimentar un pollo durante seis meses y cocinarlo son horas y dineros. ¿A cuánto  crees que me salía la hora? Recuerda que los ofrecía por sesenta euros. Añado que solamente tuve dos pedidos... No es ese el tema pendiente.
No veía a dónde quería ir a parar.
-          Me contaste que querías hacer lo que quería el niño perdido. Te respondí que mi niña perdida quería ser maestra. No pude. Que buscaba lo que quiero ser y que lo hacía en lo que te estaba contando.
-          Había algo más – No sabía muy bien de dónde sacaba las palabras. Sentía la seguridad- Hablaste de algo que me impactó más.
Desde luego yo no veía ese algo. Simplemente tenía la certeza. No veía ayuda inmediata en la búsqueda de su mirada. De pronto escuché mi voz, que, desde luego, no venía de mí.
-          ¿Qué te ha dicho Lola?
-          Que me buscabas.
-          ¿Por qué?
-          Bueno, a mí también me apetecía retomar aquella conversación…
-          ¿Hablamos de “carretas”?
-          No sé. Desde luego soy itinerante. Ahora soy feliz. Hago lo que me gusta y voy de feria en feria. El azabache estaba en mi cuna. En el jardín tengo una cantera que no agotaría en cien años. Los pollos me ataban.
-          ¿Hablamos de los gitanos?
-          No sé… Lo que pienso es que les hemos quitado sus espacios y que les hemos encerrado en bloques. Quizá habláramos de eso. Lo que si te digo es que fue una conversación muy agradable.
-          Nunca has sido maestra y Lola afirma que lo fuiste.
-          Tengo una muy buena amiga que lo es y que ya no puede más. Quizá te hablara de ella y Lola interpretó que hablaba de mí.
Empezaba a comprender. Viki proyectaba en la amarga experiencia de su amiga maestra y Lola podía interpretar que hablaba de sí misma. Así surgen los rumores. Luego serán manipulados por los poderes. No me daba cuenta de que estaba poniendo voz.
-          Supongo que no has venido a hablar de Lola. Me pareció en aquella conversación que te quedaba claro que no me gustas los chismes.
Sabía a lo que se refería. La familia de Lola tiene muy mala reputación.
-          Yo me divierto con ella. Cuenta sus amoríos y se ríe de la mala reputación. No es de eso de lo que quiero hablar. Lola me ha traído y ha hecho posible que continuemos aquella conversación.
-          ¿Satisfecho?
-          Si. Ahora tengo que irme. Me llama mi compromiso de escritura. Volveré
-          Guarda la tarjeta. Ya sabes, soy feriante.

Así he encontrado a Viki, el personaje que creía haber inventado. No volveré a perder la tarjeta.

14 comentarios:

  1. Dice el historiador George Borrow que "quizás no haya un país en el que se hayan hecho más leyes con miras de suprimir y extinguir el nombre, la raza y el modo de vivir de los gitanos como en España".
    Adriana de Murcia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy de acuerdo. En la Francia republicana los "roms" no lo pasan muy bien. El alcalde de Pisa puso una muñeca con una bomba a una niña gitana. Hubo aplausos.

      Eliminar
  2. Los invito a visitar el portal https://www.gitanos.org/que-hacemos/areas/internacional/partner_organisations.html
    Adriana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Os felicito por la iniciativa. Seguro que la visitaremos y agradecemos vuestra opinión e información sobre y para el relato-

      Eliminar
    2. Con respecto al hartazgo de la persona de Vallecas, lamento dar motivo. Estimo mi derecho expresar lo que pienso y cotejo. Me parece bien que haya discrepancias. Gracias por comentar.

      Eliminar
  3. Lo invito XIV ENCUENTRO DE FAMILIAS Y ESTUDIANTES ASTURIAS 2017 Gijón 16:30 El proximo día 14 de septiembre de 2017 vamos a celebrar el XIV Encuentro de Familias y Estudiantes de Asturias en el Paraninfo de la Ciudad Laboral de la Cultura. Los Encuentros de Estudiantes y familias gitanas suponen un espacio de debate, que facilita la reflexión, el intercambio de situaciones, problemas y experiencias de éxito que se traducen en la visualización de referentes educativos y del cambio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy harta de ver blogs, y comentarios sobre gente que habla de los gitanos, cuando me da la sensacion de que nunca a convivido con ellos. Vivo en Vallecas, donde hay una gran mayoría de famiias gitanas que viven gracias a los pisos que el IVIMA les regala mientras el resto de la gente tenemos que pagarnos una hipoteca, y donde a los padres se les paga dinero por llevar a sus hijos al colegio, cuando a mis padres no les han pagado ni un duro por llevarme a clase, es más ellos han tenido que pagar.Yo no quiero hacer de menos a nadie, pero tampoco de más.... vivimos en un país en el que trabajar, ser honrado, educado y tener una nómina es sinónimo de ser un pringado. Estoy harta de ver los colegios llenos de población gitana que acobarda a los alumnas y a los profesores, de ir a hospitales públicos y ver como las propias enfermeras del hospital te dicen que no se atreven a salir solas por miedo a "ellos"....Yo convivo con gitanos y son los mismos que si les apetece ponerse a dar palmas a las 3 de la mañana debajo de tu casa, la policiía ni viene y no digas nada, no les digas nada porque te comen!!!!Esos mismos que tiene ayudas del estado y pisos, esto no puedo con ello, PISOS practicamente gratis, y los demas que?? no tenemos derecho a pisos igualmente? noooo, porque tenemos nómina y alguien tiene que mantener esta sinrazon....Nosotros somos los que les pagamos la seguridad social, las medicinas, los colegios, las ayudas, porque ellos no cotizan nada, y si solo fuera eso... porque encima nos pasamos la vida viendo como les pagamos todas las ayudas y luego tienen lujos que nosotros ni alcanzamos (coches, gastos extras, ropa... etc....)Esta es la realidad del pueblo gitano que yo y todos mis vecinos conocemos... esta es la realidad de un pueblo que es respetuoso, solidario, y educado... por favor!!! a quien vamos a engañar??? Basta ya de meternos estas mentiras por los ojos... antes de hablar hay que conocer de cerca, convivir... Esta es la realidad!!!

      Eliminar
    2. Estaremos allí, con mucho gusto. Enviame información carlosortizdez@telefonica.net.

      Eliminar
  4. A tod+s los que comentan en contra de los gitanos, les invitaría a pasarse por Jerez de la Frontera, les presentaré encantado a gitan+s que son médicos, abogad+s, profesor+s, carnicer+s, pescader+s, policías...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco la invitación. En invierno suelo ir a Medina Sidonia y la estación más próxima es cadiz. Me encantaría conoceros.

      Eliminar
  5. Bea, yo pasé los primeros 30 años de mi vida en un barrio gitano de Jerez (La Asunción). De las 5 familias de mi bloque, dos eran gitanas, y del resto de bloques, el porcentaje es similar o incluso mayor. Nunca he tenido problemas con ellos. De hecho, me cuesta decir "ellos", porque realmente nunca hemos distinguido entre gitanos y gachós (payos). Recuerdo que de pequeño, mi amigo Jesús (gitano) me pegó, mi madre lo vio, le echó un rapapolvo tremendo y él no fue a buscar a su madre o familia "en busca de venganza". Es más, su madre y las madres gitanas, si se enteraban que sus hij+s habían hecho algo... mejor que se escondieran bien.Con esto, lo que quiero decir es que su integración o no, depende de muchos factores. Ni l+s gitan+s jerezan+s son sant+s, ni l+s de Vallecas son la personificación del diablo. Si nos relacionamos desde los prejuicios y los miedos, será difícil cambiar la situación.Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Creo se han desviado los comentarios, debemos hablar más del relato del Carlos.En España el 60% de los gitanos no estudian, pero un 40% sí se preparan, se integran y tienen vidas prosperas. Un ejemplo la abogada Juana Martin una de las mejores diseñadoras de moda de España, es gitana, y está presente y aplauidida en Cibeles. Soy Angel Romero amigo twitero de Carlos
    @Angelromero57

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, ängel. Tengo cita con la responsable de asuntos sociales del Ayuntamiento para tener datos exactos. Estos y los que aportais formarán parte del relato.

      Eliminar