Radio de los 60s

viernes, 3 de noviembre de 2017

Nuestra Cita Cotidiana


Para la Libertad


Para la libertad, sangro, lucho, pervivo. 
Para la libertad, mis ojos y mis manos, 
como un árbol carnal, generoso y cautivo, doy a los cirujanos.
Para la libertad siento más corazones 
que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas, 
y entro en los hospitales, y entro en los algodones como en las azucenas.
Para la libertad me desprendo a balazos 
de los que han revolcado su estatua por el lodo. 
Y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos, de mi casa, de todo.
Porque donde unas cuencas vacías amanezcan, 
ella pondrá dos piedras de futura mirada 
y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan en la carne talada.
Retoñarán aladas de savia sin otoño 
reliquias de mi cuerpo
que pierdo en cada herida. 
Porque soy como el árbol talado, que retoño: porque aún tengo la vida.


Este poema es de Miguel Hernández, titulado Para la Libertad  un ejemplo  de versos dedicados a esta entidad y situación apreciada por el hombre como la única y máxima: La Libertad. 
"Con respecto a su contenido, los versos de Miguel Hernández son una manifiesto de su férrea decisión de luchar,sin importar las heridas y los despojos, por la recuperación o mantenimiento de la Libertad, finalizando con una afirmación tajante en donde el poeta declara que mientras tenga vida luchará por ella, sin importar lo que suceda a su cuerpo, pues una lucha digna significará siempre el retoño de nuevas vidas".

2 comentarios:

  1. Gracias por el poema, la canción y el artículo siempre les leo, he visto los vídeos muy de acuerdo con lo expuesto.
    La elegancia y el sentimiento de ambos cautiva
    serian unos buenos presentadores de la tele
    Un abrazo Miguel caceres desde Cataluña

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Miguel. Ese comentario es una chispa que nos dará vida. Sabes que los medios pertenecen al poder y tanto tú como nosotr@s no somos aceptados por el mismo. Gracias a Catalunya se nos verá. Nos gustaría continuar la conversación. Gracias, amigo Julen, Iris y Carlos.

    ResponderEliminar